Slider

Los puentes para los priístas sonorenses en su posible tránsito hacia la presidencia de la República, no están del todo dinamitados, pese a los esfuerzos del poderoso grupo Atlacomulco al que pertenecen Enrique Peña Nieto y su materia gris, Luis Videgaray.

El nombre de Manlio Fabio Beltrones está en las encuestas de intención de voto hacia 2018, lo mismo que el del gobernador del Estado de México, Eruviel Avila; donde se incluye, también, al secretario de Salud, José Narro, aunque todos por debajo del titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Cierto, el tlatoani del PRI, Peña Nieto -y los consejeros que le susurran al oído-, tendrá que ser muy sabio a la hora de esa decisión sustantiva, porque su herencia no ha sido del todo benigna para el tricolor y sus aspiraciones futuras (ya se lo dijo Manlio, a la hora de su renuncia a la dirigencia nacional del PRI, citando al candidato mártir Luis Donaldo Colosio: Lo que los Gobiernos hacen, sus partidos lo resienten), de tal manera que se avizora una etapa de cambios como en el 2000, pero quizás ahora no para el PAN, al que ya le brindó su oportunidad el voto de los mexicanos por dos ocasiones, arrojándola a las cañerías; sino para la izquierda representada por Andrés Manuel López Obrador, a quien por cierto en Sonora y especialmente en Cajeme, no le están desbrozando los caminos para colocarlo en la conciencia de la ciudadanía los líderes de Morena.

Lo trascendente, es que Sonora, pese a los odios enfermizos que suele producir la política, está en el campo de batalla priísta con rumbo a Los Pinos, en la persona de Beltrones Rivera, aunque también se menciona la alternativa de una mujer: Claudia Pavlovich…

Tiene razón el alcalde de Cajeme, Faustino Félix Chávez, cuando afirma que el movimiento de trabajadores de recolección de basura contra el Ayuntamiento y la empresa TecMed, demuestra una raíz política no laboral.

Queda de manifiesto, pues, que malos líderes embarcaron en una lucha sin puerto a un grupo de trabajadores municipales (algunos de ellos incluso a punto de jubilarse), sin importarles los daños que esa aventura podía causar en sus familias.

Ya algunos de los empleados, quienes carecían de información real de su situación, han depuesto su actitud reincorporándose a sus labores, rescatando sus derechos. Veintisiete en total, como ha expuesto ante los medios el titular de Oficialía Mayor, Onofre Muñoz.

Un buen líder protege a su gente y a sus familias, no las utiliza como carne de cañón en causas que de antemano saben están legalmente perdidas

Rogelio Díaz Brown, siguiendo lineamientos de la gobernadora Claudia Pavlovich, mantiene la fortaleza de la Secretaría de Desarrollo Social a favor de las familias sonorenses, las más vulnerables y olvidadas.

Ahora, conjuntamente con la Congregación Mariana Trinitaria, puso en marcha en Huatabampo una Red Alimentaria a favor de comunidades rurales e indígenas del sur de la Entidad, estructura que servirá para repartir en Huatabampo, Etchojoa, Benito Juárez, Álamos y Navojoa, 36 mil litros de leche a bajo costo mes por mes.

Rogelio dio el banderazo de arranque de tan sensible programa, acompañado por alcalde de Huatabampo Heliodoro Soto Holguín, y el coordinador de la Congregación Mariana Trinitaria, Alí Camacho Villegas

El deporte es formativo. Construye generaciones positivas que saben convivir y competir amistosamente. Lo sabe bien el diputado cajemense Emeterio Ochoa Bazúa, por eso aceptó jubiloso en convertirse en padrino de la temporada de la Liga de Beisbol para Menores de la Escuelita Tomás Oroz Gaytán, en su edición 51.

En su mensaje, el joven legislador manifestó que en algún momento formó parte en su niñez de dicha Escuelita, de donde, ciertamente han surgido deportistas reconocidos que aportan su esfuerzo para que Cajeme se siga escribiendo con mayúsculas.

Por supuesto, invitó a los niños a seguir el trazado legitimo de la superación, practicando deporte y no escatimando esfuerzos para preservar valores y crecer para convertirse en ciudadanos sanos y productivos en bien de su comunidad.

Le saludo, lector.

Comentarios