Slider

La crisis financiera del Isssteson por el desfalco al sistema de pensiones y jubilaciones en el gobierno padrecista y por el adeudo de la Universidad de Sonora, generaron este martes protestas entre los derechohabientes sindicalizados de la burocracia y del sindicato académico Staus.
Los trabajadores académicos cerraron el paso vehicular en el acceso principal de la Unison y realizaron una manifestación frente a las oficinas de la Fiscalía Anticorrupción, para que se agilice la solución a sus demandas laborales, y la investigación sobre el adeudo de 145 millones de pesos que adeuda la administración universitaria al Isssteson, mismo que ha causado la suspensión de las jubilaciones por parte del instituto de seguridad social.
El dirigente del Staus, Javier Quintanar Gálvez, declaró que los actos de protesta se realizaron debido a la nula respuesta de la rectoría de la Unison a las demandas relacionadas con la revisión contractual 2017, entre éstas la falta de solución a la suspensión de las jubilaciones del Isssteson.
Sobre sus demandas laborales, el líder del Staus dijo que “lo único que hemos tenido es la respuesta que da el Gobierno Federal, de un incremento directo al salario de 3.08 por ciento y 1.98 en prestaciones, sin embargo, no es la única problemática que hemos planteado en las sesiones anteriores, y lo que hemos visto ha sido una respuesta nula”.
En cuanto a la suspensión de pensiones y jubilaciones, el 21 de febrero de 2017, se notificó al Staus que la Junta Directiva del Isssteson, en su sesión ordinaria del 30 de noviembre de 2016, “determinó que el otorgamiento de diversas prestaciones que establece la Ley 38 como las pensiones y jubilaciones, entre otras, quedarían supeditadas a la recuperación de adeudos que el Estado, ayuntamientos y organismos tienen con el Isssteson”.
Así las cosas, se mantienen suspendidas las pensiones y jubilaciones a los trabajadores de la Unison que esperan jubilarse, hasta que la administración universitaria regularice la situación del adeudo de 145 millones de pesos.
El problema de las jubilaciones de los académicos y las demandas laborales que no han sido atendidas, generaron un explosivo coctel que estalló este martes con el cierre por parte del Staus del acceso principal de la Unison, y que tiende a agudizar el conflicto estando a la vuelta de la esquina el emplazamiento a huelga por parte del sindicato académico.
El 20 de marzo próximo vence el Contrato Colectivo de Trabajo del Staus, y será entonces cuando establezcan una fecha para el emplazamiento a huelga, de no existir solución a estas problemáticas.
Este miércoles, el Staus dará a conocer documentos oficiales reveladores sobre el resultado de la conciliación del adeudo millonario de la Unison con el Isssteson, mismo que ha negado el rector Heriberto Grijalva Monteverde, pero que ha ocasionado la suspensión de las jubilaciones de los académicos.
La Auditoría Superior de la Federación avaló la administración del rector Grijalva Monteverde, y que se pagó en tiempo y forma la seguridad social al Isssteson por 190 millones de pesos, por lo que será interesante ver la nueva versión del Staus de esta historia de dimes y diretes donde lo real es que los trabajadores en proceso de jubilación siguen congelados por la deuda que dicen que no existe, pero que ahí está.
De igual forma, la crisis financiera del Isssteson por los desfalcos del padrecismo, generó este martes una manifestación de un centenar de jubilados y pensionados de ese instituto al parecer de un sindicato independiente de burócratas, quienes protestaron frente a las oficinas de esa dependencia por el incumplimiento de diversos pagos y servicios, y la falta de medicamentos en las clínicas y hospitales del Isssteson.
LOS PANISTAS ANDAN AGARRADOS DE LA GREÑA
El diputado panista Manuel Villegas, no se anduvo con medias tintas ni con intermediarios, y fue hasta Guaymas para encarar al alcalde panista Lorenzo de Cima, quien lo había acusado de terrorista ante PGR y Procuraduría estatal.
Pero el alcalde Lorenzo tiró la piedra y escondió la mano, al evitar encontrarse con el diputado Villegas, quien le exige una explicación por denunciarlo por posibles actos criminales durante el carnaval de Guaymas, junto con el ex alcalde Otto Claussen y empresarios de la comunicación porteños.
Ante la ausencia del alcalde Lorenzo, fue el secretario del Ayuntamiento Alán Jaramillo quien informó al diputado Villegas que la denuncia de posibles actos terroristas fue en base a los servicios de inteligencia del gobierno municipal, o lo que es lo mismo se basaron en chismes y mitotes.
Y mientras el diputado panista y el alcalde panista de Guaymas, “andan agarrados de la greña”, la dirigencia estatal panista que encabeza David Galván, pierde su tiempo en linchamientos a militantes como la regidora Karina Barreras, por votar la edil de manera congruente a favor de los hermosillenses, al reiterar su respaldo a la prestación del servicio de alumbrado público por una empresa privada. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios