Slider

En la cuarta visita a Sonora en el gobierno de Claudia Pavlovich, el presidente Enrique Peña Nieto refrendó su compromiso de continuar con la inversión federal en diversos rubros de gran impacto, como las tres plantas de la CFE que puso en marcha, en esta entidad que dijo tener un enorme potencial para atraer inversiones productivas y de generación de energía.

La gobernadora Claudia Pavlovich agradeció al presidente Peña Nieto por la inversión en Sonora en las Plantas de Ciclo Combinado en Empalme y Agua Prieta y la conversión de la Termoeléctrica de Puerto Libertad, ya que dotará a los ciudadanos de energía limpia y mejorará su calidad de vida.

“Señor Presidente, esta gran inversión que está realizando en Sonora se la agradecemos profundamente, porque sabemos que esto va generar mayor energía para nuestras gentes, mayor calidad de vida sin duda, obviamente el ambiente va ser mucho más amable, cuando esta planta de ciclo combinado deje de consumir 2.5 millones de barriles de combustóleo”, dijo la mandataria estatal.

En su gira de trabajo por la región del Cochórit en Empalme, el Presidente de la República puso en marcha el período de pruebas de la moderna Planta de Ciclo Combinado de la CFE Empalme 1 que se abastece de gas natural del gasoducto de la empresa privada IEnova, así como las plantas de generación de energía con campos solares de Agua Prieta y la conversión de la Planta de Puerto Libertad, y anunció la construcción de una Planta más denominada Empalme 2 que entrará en operaciones a mediados del próximo año, obras que sumarán, junto con el gasoducto, una inversión de 33 mil millones de pesos.

El presidente Peña Nieto acompañado de la gobernadora Pavlovich, dijo que ambos gobiernos seguirán sumando esfuerzos en equipo, en un solo frente, con claridad de objetivos y proyectos para lograr el bienestar de los sonorenses.

En su discurso Peña Nieto refrendó el compromiso respecto a importantes obras en proceso de gran impacto para los sonorenses, como el avance del 60 por ciento de la carretera Estación Don-Nogales, que abarca más de 600 kilómetros y una inversión de 20 mil millones de pesos, el libramiento de Ciudad Obregón, la modernización del Puerto de Guaymas y la construcción del Hospital de Especialidades en Hermosillo, así como instalaciones hospitalarias en Caborca y Cananea.

“Seguiremos sumando esfuerzos Gobernadora, ha sido trabajo en equipo en un solo frente, tenemos claridad en los objetivos que queremos alcanzar, claridad en los proyectos a los que estamos dedicando esfuerzos de manera conjunta, recursos también de manera conjunta, claridad en los proyectos que cada orden de gobierno tiene que organizar para poder lograr condiciones de mayor bienestar para la sociedad sonorense”, resaltó el Presidente de la República.

En el evento que fue marco para celebrar el 80 aniversario de fundación de la CFE, el Presidente Peña Nieto estuvo acompañado además de la gobernadora Pavlovich, por el Secretario de Hacienda José Antonio Meade, los titulares de CFE, CNA, Semarnat y Pemex; el director de IEnova Carlos Ruiz Sacristán; así como del secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

En su participación en el evento Pedro Joaquín Coldwell felicitó a la gobernadora Pavlovich, porque Sonora se ha convertido en uno de los estados con más atractivo para la inversión en infraestructura energética, con más de 3 mil 100 millones de dólares en rubros como expansión de gasoductos, y la construcción de plantas de ciclo combinado y de energía fotovoltaica.

Luego de que la gobernadora Pavlovich manifestó que el reporte a la fecha en inversiones en energía fotovoltaica en Sonora asciende a un billón de dólares, el Presidente Peña Nieto reconoció el potencial de la entidad en la materia.

“En pocas palabras, señora Gobernadora y amigas y amigos de Sonora, este es un estado donde la Reforma Energética está contribuyendo a traer importantes inversiones, a generar más empleos y hacer de Sonora un estado con un enorme potencial para atraer inversiones productivas a partir de la generación de energía eléctrica que se da en este gran estado”, subrayó el Presidente de la República.

En el encuentro realizado en la playa El Cochorit donde se alberga la planta de ciclo combinado Empalme 1, la Gobernadora Claudia Pavlovich agradeció al Presidente Peña Nieto autorizar recursos para construir el Hospital de Especialidades, cuya construcción iniciará en corto plazo en Hermosillo, así como el subsidio en tarifa de consumo de energía eléctrica que se autorizó para todo el estado.

En este evento a la orilla de la playa del Cochórit, en Empalme, el Presidente Peña Nieto y su comitiva constataron las altas temperaturas que registra Sonora al estar bajo un enorme carpa metálica sin refrigeración, por lo que presidieron el encuentro empapados de sudor. El Presidente en su discurso se vio con la cara llena de sudor, pero aguantó estoico, sin tomar agua, ni limpiarse el agua que bañaba toda su cara, lo cual hizo una vez terminado su mensaje, en medio de felicitaciones y abrazos de sus acompañantes.

Como siempre sucede en estos eventos presidenciales, los elementos del Estado Mayor Presidencial fueron cuidadosos y rigurosos en el ingreso de las personas, al instalar detectores de metales, realizar revisiones corporales y de maletines, así como colocar varios retenes en la carretera y en el área del evento.

Los policías federales con equipo antimotines se apostaron en la carretera hacia el Cochórit, donde no dejaron pasar a un grupo de maestros de la CNTE que portaban pancartas de protesta contra la Reforma Educativa.

Al evento el Presidente llegó relajado acompañado de la gobernadora y de sus colaboradores e invitados, muy saludador a los presentes y aceptando tomarse las clásicas “selfies”.

Bajo la enorme carpa metálica, todo era calor, que se suavizaba con la ligera brisa marina que en forma esporádica refrescaba el ambiente, mismo que se hizo muy pesado con el largo y tedioso mensaje del director general de la CFE, al igual que el del CEO de la empresa Infraestructura Energética Nova (IEnova) Carlos Ruiz Sacristán, quien a pesar de que con trabajo podía hablar, agarró monte anunciando las millonarias inversiones de esa empresa en transporte de gas natural a través de gasoductos como el de Sonora, generación eléctrica por fuentes renovables y transporte y almacenamiento de combustibles, pero nada dijo de la negociación con los yaquis de Loma de Bácum, opositores al gasoducto.

El que estuvo como mudo testigo en el evento, fue el presidenciable Secretario de Hacienda José Antonio Meade, quien ni siquiera pestañeó en el presídium, pero aprovechó la pasarela para lucirse muy cerca de Peña Nieto. Ninguno de los funcionarios federales o directivos del presídium, se prestó para conceder alguna entrevista al mantenerse muy alejados de los medios de comunicación quienes estuvieron maniatados dentro del clásico “corralito”.

Una vez terminado el mensaje de Peña Nieto, el presidente volvió a agarrar el micrófono para explicar a los presentes, en su mayoría empleados de la CFE y delegados federales y funcionarios estatales, que en el evento le habían regalado un cuadro enmarcado en donde venía la fotografía de su padre cuando era funcionario de la CFE, paraestatal donde laboró 35 años su progenitor, por lo que dijo sentirse identificado con los trabajadores y funcionarios de esa empresa generadora de energía. Con ese último mensaje, se dio por terminada la cuarta y posible última vista de Peña Nieto a Sonora. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Comentarios