Slider

El mundo vive un rápido proceso de urbanización, donde las ciudades albergan al 55 % de la población mundial y se prevé que esa cifra aumente hasta el 68 % en el año 2050, según las cifras que la ONU hizo públicas por el Día Mundial de las Ciudades.

Con estos números en mente, el Secretario General de las Naciones Unidas indicó que es urgente una respuesta eficaz de las ciudades a la emergencia del coronavirus, al igual que la elaboración de un plan para futuros brotes de enfermedades infecciosas en esos centros urbanos.

Guterres recordó que la COVID-19 ha desbordado los servicios de salud públicos y que ante esta realidad las comunidades se organizaron para mantener sus vecindarios “seguros y en funcionamiento” y cooperaron con los gobiernos locales y nacionales.

“Hemos visto a vecinos haciendo la compra y cocinando para los enfermos y los ancianos, residentes animando a los trabajadores sanitarios, y grupos locales religiosos y de voluntarios apoyando a las personas vulnerables”, explicó.

Destacó también el carácter innovador, resiliente y proactivo de las comunidades, que desempeñan un papel fundamental “en la construcción de ciudades sostenibles desde una perspectiva económica, social y ambiental”.

“A medida que reconstruimos mientras vamos superando la pandemia y nos involucramos en el decenio de acción en favor del desarrollo sostenible, tenemos la oportunidad de repensar de raíz la forma en que vivimos e interactuamos”, expuso el líder de la ONU

Así, emplazó a las comunidades urbanas a participar en la formulación de políticas y en la toma de decisiones, y destacó que cuando se les conceden los recursos financieros necesarios, sus resultados son más inclusivos y duraderos.

Comentarios