Slider

Un juez ordenó este viernes al gobierno de Estados Unidos no aplicar parte de un decreto del presidente Donald Trump, que habría impedido que a partir del 12 de noviembre funcionara la popular aplicación TikTok en el país. 

Tres internautas que reciben remuneraciones por sus servicios en TikTok habían acudido a un tribunal de Pensilvania solicitando la suspensión de la parte del decreto que prohíbe a las empresas estadounidenses brindar servicios esenciales a la aplicación, como el alojamiento en línea. 

Como resultado de una denuncia diferente, un juez de un tribunal de Washington impidió a finales de septiembre que la administración Trump obligara a las plataformas de descarga de aplicaciones móviles a retirar TikTok, subsidiaria de la empresa china ByteDance. 

En eso consistía el primer paso de la aplicación del decreto presidencial del 6 de agosto, en el que Trump evoca el riesgo de transferencia de datos de usuarios a China y describe a TikTok como una amenaza para la “seguridad nacional”. 

El mandatario exige que la red social pase a ser propiedad de una compañía estadounidense. 

En ambos casos, los jueces consideraron que existían buenas probabilidades de demostrar ante los tribunales que Trump se había excedido en su autoridad.

Comentarios