Slider

El municipio argentino de Santa Rosa ha implementado una nueva política de reparación que permite a las víctimas de violencia de género ocupar el puesto de trabajo de su agresor, informa Télam.

Gracias a esta nueva medida, Valeria Juárez, madre de tres hijos, se ha convertido en la primera mujer en Argentina que ocupa el cargo de su expareja, Héctor Fabián Mendoza, que fue condenado por agredirla y despedido de su cargo en el Ayuntamiento.

Bonavitta también ha señalado que se trata de una política con perspectiva de reparación con la que una víctima puede acceder a un empleo estable. Según la directora, “estadísticamente las mujeres y disidencias sexuales somos las más perjudicadas en el campo laboral, no accedemos de la misma manera que los varones heteros y hay una desigualdad salarial por igual tarea”. Asimismo, Bonavitta ha destacado que a veces la dependencia económica puede ser “un impedimento para cortar el vínculo con el agresor”, de tal forma que esta nueva medida no solo constituye un hecho histórico, sino que también es un reflejo de que “la tolerancia con la violencia de género es cero”.

Comentarios