Slider

Tres hombres contratados por una empresa funeraria para acondicionar el cuerpo de Maradona previo a su funeral el jueves en la Casa Rosada de Buenos Aires, se tomaron fotografías posando junto al exastro, imágenes que se viralizaron en las últimas horas a través de las redes sociales, provocando indignación y el despido de los insolentes.

El excapitán de la selección argentina, de 60 años, falleció el miércoles al mediodía a causa de un paro cardíaco. Tras la autopsia realizada el mismo día, sus restos fueron trasladados a una casa funeraria en el barrio de la Paternal, en la capital argentina.

Allí los empleados Claudio Fernández, su hijo Ismael y Claudio Medina, contratados por la empresa de sepelios Pinier, se fotografiaron junto al ídolo ya dentro del ataúd. De las imágenes que trascendieron, en una se ve a Fernández y a su hijo, quien expresa una sonrisa y levanta el pulgar. En la otra aparece Medina en la misma pose junto al féretro.

Comentarios