Poimo, la moto eléctrica portátil e hinchable que te fabricas a medida

110
0
Slider

Poimo es una moto eléctrica hinchable diseñada por la Universidad de Tokio que puedes fabricarte a medida, eligiendo tú mismo la forma y tamaño de las piezas. También se pueden diseñar sillas de ruedas hinchables.

A primera vista, una moto eléctrica inflable no parece muy práctica. Pero puede tener aplicaciones muy interesantes en escenarios concretos.

Eso es lo que piensa la start-up japonesa Poimo, que se ha aliado con la Universidad de Tokio para desarrollar una moto eléctrica hinchable y portátil. Hace unos meses ya diseñó un scooter inflable.

Este vehículo blando de movilidad, que de momento no tiene nombre, es completamente funcional. Lo más llamativo es que hasta las ruedas son hinchables. Y el mismo sistema de fabricación se puede usar para crear sillas de ruedas manuales hinchables.

La primera ventaja de este este sistema es el precio. Al ser de plástico, y en donde solo hay que añadir un pequeño motor y una batería, el precio no supera al de un patinete eléctrico, pero es mucho más cómodo de usar.

Y como es hinchable, es completamente portátil. La moto eléctrica se puede llevar en una mochila.

Pero su principal función es crear vehículos que no causen lesiones cuando hay un atropello. Aunque Poimo no ha ofrecido datos técnicos, por lo que se ve en el vídeo la moto no corre a gran velocidad, así que si atropella a un peatón el golpe no sería tan fuerte como con un patinete o una moto convencional.

Otra ventaja adicional es que, al ser de plástico, estos vehículos se pueden personalizar. Poimo ha diseñado un programa informático que captura la postura del usuario cuando está sentado, y genera las piezas de la moto a medida.

Incluso puedes elegir la forma y diseño del vehículo. Y con el mismo sistema de fabricación, sin cambiar nada, se pueden construir sillas de ruedas hinchables de bajo precio pero perfectamente útiles, tal como se ve en el vídeo.

Lógicamente, el talón de Aquiles de esta idea es el material. Poimo utiliza poliuretano termoplástico resistente, que es un plástico muy duro. Pero no deja de ser plástico, y no sabemos cuánto podría resistir en un entorno urbano.

La idea de Poimo es usar estos vehículos blandos de bajo precio en desplazamientos de corto recorrido, e incluso en el interior de edificios, campus universitarios, etc. En entornos muy específicos, sin duda pueden ser útiles.

Fuente: computerhoy.com

Comentarios