Slider


En un vídeo publicado por el youtuber “Margarito Music Oficial”, nos presenta a la novia de Lamberto Quintero, mujer que aún vive en la propiedad donde lo asesinaron, en El Salado, Sinaloa

Glader Margarita Tapia Zazueta es el nombre de la mujer que presenció los últimos momentos de Lamberto, en las afueras de su propiedad, que en ese tiempo era un restaurante.

Margarita cuenta lo que ocurrió el día 28 de enero de 1976, el día en que asesinaron a Lamberto con lujo de detalle, “Ese día Lamberto entró y me saludó”.

“Cuando Lamberto venía de Culiacán, se encuentra a un enemigo, y lo mato en su camioneta al muchacho y se viene el para acá y entra a la casa y me saluda. Sale de la casa y se sienta en la cabina de su camioneta, en la parte de atrás. Luego vinieron unas personas a decirle que por favor se retirara de aquí, que no hiciera más matazones aquí porque ya había matado a otra persona en el pueblo de El Carrizal.

“Entonces él les responde que no se va, porque el le juró a mi madre que él se iba a morir aquí en este restaurante en el Salado”

La mujer contó también como conoció a Lamberto, ya que el nació en Culiacán y ella nació en ‘El Salado’, “Él tenía un rancho que se llamaba El Varal, venía a ordenar lonches para sus trabajadores, por eso fue que yo lo conocí”. dijo la que fuera su novia.

“El siempre me decía, me gustas, te quiero pero no vas a ser para otro hombre más que para mí, pero yo le tenía miedo, pues yo no sabía su trabajo”

“El venía todos los días, y le decía a mi mamá, Mamá Chulita, yo me quiero morir aquí en tu casa, en el restaurante, yo no me voy para otra parte”

Margarita nos dice que la letra del corrido hace alusión a que ella estaba platicando con Lamberto cuando ocurrió la balacera, pero ella no encontraba con él sino que estaba al interior del restaurante trabajando.

Además de esto Margarita cuenta que recordar es volver a vivir y escuchar el corrido de Lamberto quintero le gusta y lo puede hacer varias veces ya que independientemente de su trabajo el ayudo a mucha gente.

Comentarios