Slider

Dueños de establecimientos buscan cómo poder vender sus productos a pesar de no ser esenciales.

Una forma de hacerlo fue localizada en las calles de Alhóndiga y Talavera en el Centro Histórico de la CDMX, ahí fue localizado un hombre que hace las labores de “halcón” y avisa a los comerciantes en caso de que arriben autoridades para verificarlos.

Como él hay otros hombres que se montan en tambos y llevan binoculares, ellos son los que avisan si hay operativos de las autoridades.

Comentarios