Slider

Un talibán paquistaní, presunto autor del atentado hace nueve años en el que resultó malherida la premio Nobel de la paz Malala Yousafzai, amenazó con atacarla por segunda vez y tuiteó que la próxima vez “no habrá error”. Twitter le anuló su cuenta.

Desde su propia cuenta de Twitter, Yousafzai pidió a las fuerzas armadas paquistaníes y al primer ministro Imran Khan que expliquen cómo el presunto agresor, Ehsanullah Ehsan, pudo escapar de la cárcel.

Ehsan fue arrestado en 2017, pero en enero de 2020 escapó de una supuesta casa segura de la agencia de inteligencia paquistaní. Las circunstancias tanto del arresto como de la fuga están envueltas en el misterio y la controversia.

Desde su fuga, Ehsan se ha comunicado y brindado entrevistas a periodistas paquistaníes a través de la misma cuenta de Twitter que contenía la amenaza en lengua urdu. Ha tenido más de una cuenta en Twitter y todas han sido suspendidas.

El gobierno investiga la amenaza y pidió inmediatamente a Twitter que suspendiera la cuenta, dijo Raoof Hasan, asesor del primer ministro.

Comentarios