Mentiroso y/o ignorante

152
0
Slider

En el argot jurídico es común escuchar que la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento, que en el argot cuatroteniano debería aplicarse, que mentir por ignorancia no exime de responsabilidades al presidente Andrés Manuel López Obrador. 

A la luz de los resultados, el plan de gobierno, el proyecto de transformación del peculiar presidente que tenemos, fue diseñado y formulado a partir de una realidad acorde a sus muy particulares conveniencias, de ignorancias, de percepciones equivocadas y de deducciones fallidas y datos erróneos. 

Los resultados no dejan mentir porque no le han atinado a nada, ubicándose primero el diagnóstico sobre el tema de la inseguridad pública que los llevó primero a poner a un inútil, ajeno al perfil para tan complicada materia y luego optar por los “fuchi, guácala, los voy a acusar con su mamá”, ofrecer besos y abrazos en lugar de balazos y militarizar aún más el combate al crimen organizado. 

Hicieron castillos en el aire con el clásico engaña bobos o engaña pendejos de Alfonso Durazo Montaño, diseñando maquetas, diagramas y embarrar cuartillas y más cuartillas conceptualizando sobre el problema, mientras la matazón seguía y sigue más intensa que nunca, sin que el famoso “ir a las causas” regalando dinero a ninis y demás para inhibir el reclutamiento de bandas del narco, ofrezca resultado alguno y mucho menos ha dado resultados atacar sus fuentes de financiamiento. 

Máximo distintivo de Durazo

En efecto, resulta irremediable que de un diagnóstico equivocado nazca una estrategia equivocada y esa es responsabilidad de Durazo Montaño, quien le vendió sus fantasías a un ignorante presidente de la república, que se tragó toda su bazofia y por eso ahora tiene al país apestando a sangre y a pólvora, con coloridos retazos de corrupción de parte del aspirante de MORENA al gobierno de Sonora. 

Pues la ignorancia de Durazo y del presidente respecto a ese tema los hizo emprender acciones y estrategias que empeoraron el problema, ya que no hay forma de desmentir las cifras mortales, de desaparecidos, masacres y demás, que indican que la 4T les ha hecho lo que el viento a Juárez a las bandas del crimen organizado, todo como resultado de emprender políticas públicas a partir de evaluaciones y diagnósticos equivocados. 

En el caso del sector salud, esa ignorancia también deja una estela de dolor y muerte y es donde de forma más patética deja ver a un presidente ignorante rodeado de ignorantes que lo han llevado a vomitar mentiras a cada rato, porque como decíamos, mentir por ignorancia no lo exime de responsabilidades ni tampoco evita exhibiciones tan impúdicas como El Culiacanazo . 

En alguna mañanera alardeó hace alrededor de un año que México contaba con un sistema de salud preparado frente a la aparentemente lejana amenaza de la pandemia por el Covid-19; se vanagloriaba de que el sector salud contaba con profesionales de la medicina de primer mundo y con suficiencia para atender la eventual emergencia, que desde luego descartaba porque según él, ese virus lo más que causaba era un catarro incluso con síntomas menores a los de la influenza. 

Hugo López Gatell

A lo largo de la pandemia y ya por llegar a los 200 mil decesos y más de dos millones de contagiados, López Obrador se la ha pasado mintiendo, por ignorancia y por tozudez, desmintiéndose a sí mismo con el reparto de responsables, como lo es la estupidez de culpar a medios de comunicación conservadores por la falta de médicos especialistas. 

La ignorancia detrás de sus decisiones y las consecuencias de esas decisiones, lo llevan a mentir todos los días en el tema de salud y la más grave crisis sanitaria de toda la historia de México, además de su infantil rebeldía al negarse a acatar protocolos elementales de cuidado personal y de quienes lo rodean, también a partir de su supina e irresponsable ignorancia. 

Si Durazo Montaño es corresponsable junto al presidente de tener al país oliendo a pólvora y sangre, Hugo López Gatell es corresponsable junto al presidente de tener al país oliendo a muerte y principal responsable de que por varios meses del 2020, entre enero y agosto, se desdeñara la peligrosidad de la pandemia, para que en base a prospectivas y diagnósticos equivocados a pesar de las enseñanzas que se impartían a nivel mundial, hayan escalado los decesos y los contagios. 

Es por eso la necesidad de mentir todos los días de parte de esos genocidas, ahora también ocupados en falsedades en torno al plan de vacunación y la adquisición de los antígenos, en una francachela de información contradictoria y un surtido de biológicos a cuentagotas, lo cual no limita el ridículo efectismo mediático de quienes tienen tan poco por qué festejar. 

Ahora crisis energética

La pésima evaluación y diagnóstico del sistema energético nacional también llevó a López Obrador a emprender acciones nacidas de la ignorancia que como derivado principal lo lleva a vomitar mentiras a manera de justificación, aunque nada de eso lo eximan de responsabilidades por esa otra grave crisis en el suministro de gas natural, así como cuando ahorcó la red de suministro de gasolinas para combatir ese huachicoleo que aún persiste. 

Vea Usted que a mediados del 2019, en el marco de sus catilinarias contra la corrupción y los conservadores, aseguró que México contaba con abasto de gas suficiente para 30 años, no entendiéndose como bastó que se limitara el suministro de ese combustible desde Estados Unidos, para que iniciara el racionamiento de la energía eléctrica y que en estos momentos esté semiparalizada la industria que requiere de ese insumo, incluida la restaurantera. 

En su parloteo mañanero, López Obrador pretendió eludir responsabilidades y al estilo culpar a administraciones pasadas por no ser autosuficientes en gas natural y no faltó quien le refregara en la mera jeta al exhibir la cancelación de proyectos de inversiones privadas asociadas con Pemex para explotar yacimientos en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, prácticamente al inicio de su gestión, que haber dejado seguir, en estos momentos ya fueran fuente importante de abasto al mercado nacional. 

Miente como respira el presidente, se dice de forma cada vez más frecuente y también cada vez más, lucen insostenibles sus patrañas con las que sustenta lo que para él es lograr la soberanía en dicha materia, cuando su único esfuerzo con supermillonaria inversión es construir una refinadora para producir gasolina cuyo uso tiende a la baja, mientras elimina y cancela inversiones para la generación de energías limpias. 

David Figueroa y Claudia Cano

Y respecto a la ignorante y mentirosa gestión en materia económica, mejor ni hablar, ya que desde antes de la pandemia se advertían los negativos efectos en la calidad de vida de los mexicanos por la toma de decisiones derivadas de diagnósticos elaborados por ignorantes que convencieron a otro ignorante obligado a mentir para justificar la peor crisis económica desde los años 30. 

Por lo demás, luego de algún momento de dudas y debilidades de sus promotores, todo indica que David Figueroa Ortega se mantiene como perfilado del Partido Movimiento Ciudadano para ir por la candidatura a la presidencia municipal de Hermosillo, ya que incluso publicitó que jaló para su causa a Claudia Cano, expriista y hasta hace poco parte del equipo de Antonio Astiazarán Gutiérrez, quien por su parte, parece reposicionarse como abanderado de la Alianza Va Por Sonora en la disputa por la alcaldía capitalina. 

Antonio Astiazarán y Ernesto Munro

De esa forma se apaciguan las aguas luego del zipizape declarativo que protagonizaron la firma fuerte del MC, Ricardo Bours Castelo y la del PRI estatal, Ernesto de Lucas Hopkins, quedando pendiente si en efecto, Astiazarán Gutiérrez supera a Norberto Barraza Almazán o al Pato en el ánimo de quienes integran la Comisión Permanente del CDE del PAN que preside Carlos Tapia Astiazarán, quienes a fin de cuentas decidirán en definitiva. 

Pero por las manifestaciones y protagonismos en redes sociales, se advierten con mucho ánimo tanto el de Agua Prieta como el de Guaymas, quienes por cierto al preverse que MORENA vaya con la reeleccionista de Puerto Peñasco, Célida López, nos salta la inquietud por determinar como es que Hermosillo pareciera estar condenado a ser administrado por foráneos, incluso en ese rango está De Lucas Hopkins, quien como se sabe es nativo de Magdalena, pero él sí radicando en Hermosillo desde hace muchos años, al igual que Barraza Almazán quien tenemos entendido es nativo de Oquitoa. 

Comentarios