Slider

El dolor muscular y las articulaciones doloridas son síntomas comunes entre los pacientes con COVID-19. Pero para algunas personas, los síntomas son más graves, duraderos e incluso extraños, como brotes de artritis reumatoide, miositis autoinmune o “dedos COVID”. Un nuevo estudio de la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos, ha confirmado e ilustrado por primera vez mediante imágenes radiológicas las causas de estos síntomas.

“Nos hemos dado cuenta de que el virus de la COVID puede provocar que el cuerpo se ataque a sí mismo de diferentes maneras, lo que puede provocar problemas reumatológicos que requieren un tratamiento de por vida”, explica la autora correspondiente, la doctora Swati Deshmukh.

El estudio, que se publica en la revista Skeletal Radiology, es una revisión retrospectiva de datos de pacientes que acudieron al Northwestern Memorial Hospital entre mayo de 2020 y diciembre de 2020.

“Esas imágenes nos permiten ver si los dolores musculares y articulares relacionados con la COVID, por ejemplo, no son sólo dolores corporales similares a los que vemos por la gripe, sino algo más insidioso”, añade.

Comentarios