Slider

Sergio Checo Pérez aceptó sus fallas en el Gran Premio de la Emilia Romagna, donde arrancó en el segundo lugar y terminó sin puntos al finalizar en la décimo segunda posición.

Luego de cruzar la meta en Imola, el piloto de Red Bull fue contundente con su actuación. “Manejé como un idiota”.

Los errores de Checo Pérez terminaron por afectar al equipo austriaco, ya que tuvieron la oportunidad de ponerse en el primer lugar del campeonato mundial de constructores, pero su falla provocó que su equipo solamente sumara 25 puntos gracias a la victoria de Max Verstappen.

Comentarios