Slider

El presidente de EE.UU., Joe Biden, buscó obstinadamente su mascarilla durante un discurso en el estado de Georgia, al punto de decirles a los presentes que tenía “problemas” para encontrarla.

“¿Dónde está mi mascarilla?”, preguntó mientras hurgaba en su carpeta y miraba en torno al podio. De seguidas, también su esposa, Jill Biden, tomó parte en la búsqueda, dándole al mandatario un respiro para reiterarle a sus partidarios, a través del micrófono, la preocupación que lo embargaba. “Estoy en problemas”, dijo.

Finalmente la encontró en un bolsillo y levantó un brazo en gesto de celebración.

Comentarios