[smartslider3 slider="3"]

Hermosillo, Sonora, diciembre 14 de 2018.- Para fortalecer las actividades de vinculación en materia de obra pública y lograr una mejor ejecución y apego al marco jurídico aplicable, titulares de la Secretaría de la Contraloría General (SCG) y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), delegación Sonora, firmaron convenio de colaboración.

Miguel Ángel Murillo Aispuro, secretario de la SCG y Ana Karina Maldonado Andrews, presidenta del Consejo Directivo de CMIC, formalizaron las distintas acciones de capacitación que de forma recíproca se han realizado y traducido en beneficio para los agremiados de la representación empresarial y el personal de la dependencia.

Murillo Aispuro señaló que la conjunción de esfuerzos que se plasma en este documento contribuye significativamente a combatir la opacidad, la discrecionalidad y la corrupción en el ámbito de la obra pública, uno de los más propensos a este tipo de situaciones.

“Con ello se atiende el reclamo ciudadano, legítimamente concebido, de acabar con privilegios en el sector, además celebramos que la sociedad civil en general y la organizada, como la CMIC, se sumen al combate de la corrupción, pues solamente con la participación de la sociedad vamos a lograr el cambio que se requiere”, enfatizó.

El funcionario estatal resaltó que en este convenio contempla la elaboración de un Código de Ética y Conducta para los afiliados de la industria de la construcción, ya que serán un mecanismo de autorregulación y de mejores prácticas que permitirán inhibir conductas irregulares y orientar a los socios, directivos y empleados de las empresas a su cumplimiento.

Para ello, dijo, la Secretaría de la Contraloría General, a través de su Unidad de Ética, Integridad Pública y Prevención de Conflicto de Interés, les brindará toda la asesoría que resulte necesaria, además de compartirles la experiencia exitosa que ha sido la implementación de estos códigos en las dependencias y entidades estatales.

Por su parte, Maldonado Andrews comentó que este convenio no es de los que se queda guardado en un cajón, sino que es un documento “vivo”, que ya incluso ampara los buenos resultados que han logrado en labor conjunta entre ambas partes, gracias a la buena disposición y apertura que han mostrado en un objetivo común, el de realizar la obra pública en pleno cumplimiento del marco jurídico.

Ejemplo de la colaboración son los cursos sobre Bitácora Electrónica de Obra Pública que la Secretaría de la Contraloría ha impartido a 271 constructores de Hermosillo, Guaymas, San Luis Río Colorado, Cajeme y otros Municipios, les ha permitido cumplir oportunamente con la Ley de Obras Públicas y servicios relacionados con las mismas.

También se tiene la certificación como supervisores de obra que han acreditado servidores públicos de la Contraloría, gracias a la intervención de la Cámara, lo cual los faculta para el desarrollo de esta labor en cualquier lugar del país.

Presentes, por parte de la Contraloría del Estado: Fernando Herrera Saldate, Josefina Rodríguez Espinoza, Francisco Aldana García y Ramón León López, directores generales de Control y Evaluación de Obra Pública, de Contraloría Social, de Licitaciones y Contratos y de Órganos Internos de Control, respectivamente, quienes explicaron las acciones que cada una de sus áreas desarrollaran como parte de este acuerdo.

Comentarios