¿Cuándo figurarán los olvidados de siempre?.-

92
0
Slider
Bernardo Elenes Habas

¿Cuándo figurarán los olvidados de siempre?.- Los que sí hacen política a favor de la gente, sin más horizonte que su vocación de servir, pero que no entran en el reciclaje de las ficciones mediáticas. 

Bernardo Elenes Habas

Es verdad, la lista de aspirantes a la alcaldía de Cajeme y a otros cargos de elección popular para el 2021, es muy nutrida.

Y como afirman lectores amigos, son nombres reciclados en ese quehacer, porque se trata de personajes que, en su mayoría, se vienen mencionando cada tres años cuando se confecciona el calendario cívico-electoral, se preparan las plataformas políticas, y se disponen los recuadros de las boletas en espera de nombres y cargos para ser impresas.

Pero, ¿y los olvidados de siempre; aquéllos que también hacen trabajo político-social a ras de tierra, sin importar veranos de lumbre o inviernos crudos, encabezando luchas, atendiendo necesidades de pueblos y comunidades, convirtiéndose en la voz más auténtica de campesinos sin avíos, sin agua sin alimento tibio en sus mesas, de familias sin empleo, sin vivienda digna, sin servicios asistenciales?

¿Quién voltea a mirar a hombres y mujeres cuya dignidad y congruencia no se somete ante políticos poderosos que requieren quien haga el trabajo peligroso y sucio por ellos, confrontando autoridades, desgastándolas, haciendo señalamientos, tomando casetas de peaje, cerrando vías férreas y carreteras?

El voto en el 2021 puede cambiar la historia
el voto libre y secreto

¿Qué partido, que grupo, se fija en aquéllos que hacen propuestas encaminadas a dignificar a las mayorías desamparadas, a los que les suspenden el servicio de luz y agua al no tener con qué pagar y ni siquiera cuentan para surtir las necesidades alimentarias de sus familias?

¿Qué electores exigen, negándose a votar con actitud verdadera ante planillas recicladas con los nombres de siempre, o con el de hijos, parientes, trabajadores, cobijados por los partidos que subyugan y adquieren con su poder adquisitivo, como si se tratase de franquicias?

¿Por qué tienen que ser aspirantes, sólo aquellos que anticipadamente comienzan a exhibirse en los escaparates mediáticos, amparados por bombardeos psicológicos, cuyo objetivo conlleva a proporcionarle más poder al poder?

¿Quién, quiénes, son capaces de mirar esta realidad que se presenta tradicionalmente cada tiempo de cosecha política, con tan reiteradas imposiciones?

¿Hasta cuándo el pueblo auténtico (no el que maneja demagógicamente AMLO), se atreverá a organizarse y exigirle a sus partidos la inclusión de planillas con raíz y olor a tierra, aunque nadie conozca mediáticamente a sus integrantes, pero que sí comprueban con su trabajo y accionar colectivo que tienen respaldo legítimo por parte de sus iguales en la parcela, las comunidades, el aula, los talleres, las fábricas, las maquiladoras, de donde provienen?

Bien me dicen, pues, auténticos luchadores sociales probados en las batallas del campo y la ciudad, quienes ya alguna vez fueron representantes populares, al mirar la larga lista de pretensos por Cajeme, precisando su pena y su desencanto, y aunque han tenido la intención de participar –confiesan-, prefieren abstenerse de lo electoral, sustentados en la idea de que a ellos ya les tocó con miles de compañeros más, abrir caminos de esperanza, soñando en que gente nueva pudiera cruzar por ese sendero para bien del pueblo…

Pero se observa en las acciones que comienzan –se lamentan- a los mismos personajes, y aunque tuvieran la ilusión de competir ahora, después de mucho tiempo, tienen cierto que fracasarían, porque el sentido común y la congruencia indican que en los hechos tendría que ser la comunidad misma, la gente, la que debería buscar y apoyar a líderes probados, no andar éstos de ofrecidos y entrometidos.

Comentarios