Slider

El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) de México se sumó este viernes a la condena por el plagio de diseños artesanales de comunidades del estado de Michoacán supuestamente hecho por la diseñadora francesa Isabel Marant.

Los senadores Casimiro Méndez y Susana Harp señalaron que la diseñadora francesa cometió el plagio de los diseños artesanales de las comunidades indígenas de Charapan, Angahuan y Santa Clara del Cobre, Michoacán.

Denunciaron que las vestimentas tradicionales (sarapes, gabanes, servilletas, fajas y otras prendas de uso cotidiano) han sido literalmente copiadas y presentadas como propias en una línea de ropa, sin dar crédito a los verdaderos creadores.

La institución defendió los diseños y manifestaciones artísticas indígenas como un producto de su historia, identidad, conocimientos y cosmovisión.

Asimismo llamó a la sociedad y a las empresas a que respeten las creaciones artísticas y culturales de los pueblos indígenas de México.

Hace cinco años, Isabel Marant fue acusada de plagiar diseños de la cultura mixe para utilizarlos en una de sus colecciones.

De acuerdo con su página web, la prenda tiene un valor de 530 euros (poco más de 622 dólares) y no hace mención de que se haya inspirado en las comunidades indígenas.

Comentarios