El recorte que viene; alcaldes se rebelan

61
0
Slider

De acuerdo con datos de la organización México Evalúa, el proyecto de presupuesto de egresos 2021 planea un gasto neto total de 6 billones 257.1 mil millones de pesos, 19 mil 670 millones menos de lo aprobado en 2020.
Y a la hora de la distribución, hay ganadores y perdedores.
Los sectores que recibirán incrementos son Sectur con un 641% más debido a los recursos que se orientarán al tren Maya; Sedatu con 47% más y Sedena con 15.8% más, debido al nuevo aeropuerto.
El INE, por ser año electoral recibirá un incremento de 55.7%, lo que representa un monto de 9 mil 500 millones de pesos para 2021.
Los grandes perdedores son estados y municipios donde se prevé un recorte de 70 mil millones de pesos.
Para Sonora se prevé un recorte superior a los dos mil millones de pesos, lo que anticipa un año aún más difícil que el que está finalizando, con muy poca obra pública, poca inversión en rubros estratégicos como seguridad, salud y educación.
Eso ha motivado que un grupo de alcaldes sonorenses enviaran al Congreso del Estado una solicitud sui géneris, exhortando a los diputados de Morena y el PT “para que hagan suya la solicitud del Ejecutivo estatal y los municipios de Sonora a respaldar a los gobiernos municipales y al gobierno del estado con recursos emergentes en el presupuesto de egresos de la federación 2021 y con gestiones en favor de cientos de miles de sonorenses”.
Los alcaldes y alcaldesas sostienen que la disminución en los últimos dos presupuestos federales han afectado sus comunidades, que hoy requieren más que nunca recursos para la recolección de basura, el arreglo de calles y la prestación de los servicios públicos esenciales.
Como se recordará, hace unas semanas la gobernadora Claudia Pavlovich envió una solicitud similar, que los diputados de Morena y el PT se negaron a suscribir, en la misma lógica de los diputados federales de esos partidos, que ya se disponen a votar el proyecto presentado por la presidencia de la República, sin cambiarle una sola coma.
“La población en todos los municipios de Sonora requiere del aliento de la atención y de inversiones federales que se han reducido drásticamente y que castigan el desarrollo de un estado cuya gente trabajadora requiere de apoyo para desarrollar actividades, crecimiento y bienestar en tiempos difíciles”, sostienen los abajofirmantes de dicha solicitud.
Se trata de 31 alcaldes y alcaldesas de municipios pequeños, pues como se sabe, los más densamente poblados son gobernados por munícipes de la coalición que encabezó Morena, y éstos difícilmente le levantarán la voz al gobierno federal, aunque también están pasando por carencias serias.
Veremos si hay respuesta.
II
El pre precandidato de Morena a la gubernatura, Alfonso Durazo Montaño tendrá que poner a trabajar muy duro a sus asesores y estrategas de comunicación política en el rediseño de su discurso.
Ayer le fue muy mal en redes sociales después de una entrevista en la que aseguró que los guaymenses son afortunados porque en el puerto es donde mejor han funcionado las políticas de seguridad pública. 
Con más de una decena de policías municipales asesinados por el crimen organizado; con tiroteos que han alcanzado incluso la casa de la alcaldesa Sara Valle; con un militar al frente de la corporación, que recientemente se vio  involucrado en un escándalo al trascender unos audios en los que prácticamente ordena la ejecución de algunos agentes y mañosos, un discurso de esa naturaleza es la soga en casa del ahorcado.
Durazo está convencido de que su paso por la secretaría de Seguridad federal está lleno de logros: la constitución de la Guardia Nacional, el incremento de agentes y la coordinación con las fuerzas armadas entre ellos. 
Lamentablemente en varios municipios de Sonora la cosa está que arde. 
Lo mencionamos en despachos anteriores: el 2021 no es el 2018 y los candidatos y candidatas de Morena, no solamente Durazo, van a enfrentar una realidad distinta, toda vez que su oferta electoral deberá pasar por el tamiz de su ejercicio legislativo o de gobierno.
Es decir, en la elección pasada tenían toda la voz completa para cuestionar gobiernos emanados de otros partidos, lo que resulta fácil para quien no se ha probado en ese ejercicio. Pero a dos años de las administraciones municipales morenistas en las poblaciones más grandes del estado, la gente evalúa, saca cuentas, analiza, contrasta.
Es de manual. En toda campaña electoral resulta más fácil vender la propuesta de cambio que la de continuidad. Pero ofrecer un cambio implica reconocer que las cosas no se han hecho bien, y eso es algo que difícilmente harán, porque significa cuestionar las políticas del gobierno federal y el desempeño de sus alcaldes y alcaldesas.
Claro, siempre quedará la opción de cargarle la mano al gobierno estatal, lo cual ya están haciendo, pero quizás no les alcance porque la ciudadanía tiene en los ayuntamientos el primer contacto, la relación más cercana de sus cotidianidades. 
Tienen, en el equipo de Durazo, mucha chamba.
III
Acusamos recibo de la información que consigna el nombramiento de Carolina Lara Moreno como dirigente estatal del partido Fuerza Social por México, instituto de reciente registro que tiene en Pedro Haces a su líder nacional. 
Haces Barba es dirigente nacional de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), que es a Morena lo que la CTM es al PRI.
Carolina Lara viene a reclutar cuadros para enfrentar el primer proceso electoral en el que participará este partido. Ella fue militante del PAN, diputada local por ese partido y pertenece a la corriente que en su momento encabezó Alejandro López Caballero, ex secretario de Hacienda con Guillermo Padrés y ex alcalde de Hermosillo.Hace algunos años cambió su residencia a Puebla, donde contrajo nupcias con el dirigente estatal del PAN en aquel estado. Veamos qué trae en la bola Carolina.
También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto
Visita www.elzancudo.com.mx 

Comentarios