previous arrow
next arrow
Slider

En una reunión que se realizó principalmente de manera virtual por la pandemia de Covid-19, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO aprobó en Fuzhou, China, la resolución 44 COM 7A.56 para que el hábitat de vaquita marina, – Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California -, permanezca en la Lista de Patrimonio “En Peligro”, declaratoria que alcanzó en 2019, ante los nulos resultados en su protección y conservación.

El Comité de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), reiteró su mayor preocupación por el estado crítico de la población de vaquita marina, especie reconocida específicamente como parte del Valor Universal Excepcional de la propiedad, que muere por la pesca ilegal de Totoaba, que continúa en el Golfo de California.

En el resolutivo avalado por los 21 Estados Parte, se establece que, si bien la UNESCO tomó nota de las nuevas regulaciones pesqueras aprobadas por México en septiembre de 2020, que incluyen la prohibición de redes tradicionales, factores detonantes para el cierre parcial o total de la pesca y el monitoreo satelital de las embarcaciones menores, entre otras, “No se ha implementado completamente la reglamentación y no se ha hecho cumplir”.

En su intervención, Alejandro Olivera, representante del Centro para la Diversidad Biológica, pidió se instruyera al Gobierno de México que presentara su propuesta final de medidas correctivas antes del 1 de septiembre de 2021, previo al inicio de la temporada de pesca ilegal de Totoaba, en cuyas redes muere ahogada la vaquita marina, y no en febrero de 2022, como estaba establecido en el documento, que finalmente fue aprobado sin ningún cambio.

Al darle voz a las organizaciones de la sociedad civil, argumentó que cualquier decisión distinta, pondría en mayor peligro a la vaquita marina, “que, si se extingue, socavará profundamente el valor y la integridad del sitio y empañará la reputación de la Convención de Patrimonio Mundial de la UNESCO”.

Comentarios