previous arrow
next arrow
Slider

Lamarque fija el rumbo de Cajeme.- Teniendo como testigo de honor al gobernador Alfonso Durazo, deja claro su compromiso para atender con paso firme y honestidad estricta: seguridad, deterioro urbano, apertura a la inversión, empleo, modernización turística en el Lago Náinari, alternativa logística para el aeropuerto.- Durazo Montaño se declaró incondicional para apoyar ese trayecto histórico.

Bernardo Elenes Habas

Acude puntual, Javier Lamarque Cano, a su cita con la historia.

Lamarque, foto Diario del Yaqui 1

Acompañado del gobernador de Sonora, Alfonso Durazo Montaño, desgranó en su primer mensaje como alcalde, su emoción y su compromiso con Cajeme, su gente toda, pero poniendo énfasis en los más desamparados, los olvidados de siempre, quienes con su esfuerzo de pueblo le dan, cotidianamente, luz y alma al Municipio, trabajando desde el taller, desde los andamios, abriendo surcos en la labranza, porque son ellos los verdaderos forjadores de este pueblo.

En dos ceremonias participó ayer 16 de septiembre, Javier. Primero, al rendir protesta como alcalde en la Sala de Cabildo y luego otorgando nombramientos a algunos de sus funcionarios, quienes ocuparán cargos importantes en su administración.

Posteriormente, durante la tarde, acompañado del gobernador Durazo, integrantes de la legislatura estatal y federal, mandos militares y ciudadanía, en el Centro Magno, fijó la ruta de su Administración 2021-2024, en una exposición con los pies puestos en la tierra, porque se dispone, con el apoyo de la comunidad y sus sectores (aunado al manifiesto compromiso ahí contraído por parte del Ejecutivo estatal, quien, dijo, gobernará desde los Municipios, porque el bienestar de éstos es reflejo estricto de un buen funcionamiento del Estado), a rescatar Cajeme, darle vida y alas para su grandeza.

Durazo apoyo para Lamarque

No hay duda. La seguridad y el deterioro urbano son prioridad, y le entrará con denuedo, porque el pueblo es el mandante y son sus reclamos señeros. Perotambién fortalecerá la inversión para que florezca el empleo. Señaló que había 500 solicitudes de empresas empolvadas en los archivos de la Presidencia Municipal. Las revisará y buscará darles cauce para que la comunidad se fortalezca.

Habló de un proyecto turístico en el área de la laguna del Náinari, dándole horizonte para que se convierta en orgullo de la región, visión que aplaudió Durazo Montaño y dejó constancia del apoyo que brindará para que así sea. Lo mismo en lo referente a la modernización del Aeropuerto Internacional para imprimirle logística de carga, con el funcionamiento de un Recinto Fiscal. 

Trae, pues, Lamarque Cano, una agenda clara y viable, de tal manera que su realidad no se queda en la magia del discurso. El arte, la cultura, el deporte, tendrán atención debida. La educación, salud, servicios públicos, estarán regidos por la transparencia, bajo las premisas de no mentir, no robar, no traicionar, para que la confianza vuelva a las familias.

Cada uno de esos temas y otros más, fueron abordados, también, por el gobernador Durazo al hacer uso de la palabra. Y fue enfático al expresar su apoyo incondicional a la gestión de Lamarque Cano y del pueblo de Cajeme, en seguridad, rehabilitación urbana, expectativas de crecimiento económico, apertura para la inversión, dimensionamiento de enlaces internacionales a través del aeropuerto modernizado, apoyo, respeto y seguridad para las mujeres, los jóvenes, las familias.

Puso sobre la mesa de la comunidad el alcalde Lamarque, su carta de navegación. Es clara, con objetivos esenciales dirigidos hacia las familias todas. Pero con intensidad hacia los trabajadores anónimos, herreros, mecánicos, músicos, albañiles, carpinteros, artesanos, jornaleros del campo, quienes con sus manos construyeron este pueblo y tendrán, también, un merecido monumento cívico…

Le saludo, lector.

Comentarios