Es la economía, estúpido

117
0
ban-20211115114526
Unknown-1
Capturadepantalla2021-05-12alas201515
previous arrow
next arrow

Corren Rumores

Es la economía, estúpido

Hilario Olea

LA INFLACION NO CEDE… Cuenta la anécdota política que el principal asesor de Bill Clinton acostumbraba a dejarle papelitos pegados por todos lados de la Oficina Oval con un letrero que decía simplemente ¡Es la economía, estúpido!.  Y bueno, con esto logró cuando menos en temas económicos salir adelante. Luego se metería en broncas por lujurioso y por escoger mal a su candidato a sucederlo.  El punto es que parece que en México la economía y la seguridad son temas secundarios para la presidencia. A pesar de que se ha visto en las encuestas, donde sale aprobado López Obrador en lo personal, pero reprobado en estos dos rubros.  Esto puede  convertirse en la tablita que a lo mejor no puede brincar en el 2024 si no se hace algo para detener la inflación. Hoy llegamos casi al 8%, la mayor en 21 años y el presidente preocupado por la apariencia al mantener agarrado con alambres la cotización del dólar.

SE FUE ARRIBA…A pesar de que casi hace un mes se dio a conocer el plan anti inflación, no se han visto resultados en la práctica. Los precios, que se supone no bajarían, pero tampoco aumentarían, han venido subiendo. Por un par de días las cadenas comerciales pusieron ofertas en algunos alimentos como el aguacate, pero luego volvieron a lo mismo. Otros tramposamente sacaron lo que antes mandaban a la merma. Cierto, estaban baratas las verduras, pero una auténtica cochinada.  Ahora, ohmaigod, suben hasta la cheve.  Ahí si duele. Como apunten, la cosa no está como para echar campanas al vuelo sino para ponernos las pilas. La inflación tiene que tener un límite porque si pasa los dos dígitos va a estar difícil detenerla. Recordar que es el peor impuesto para las clases populares.  De nada sirve una beca o una pensión, si todo sube por arriba del 30%.

SIGUEN LOS FESTEJOS… Mientras que en palacio nacional estarán la próxima semana de festejos con la inauguración de la refinería Dos Bocas, en donde por cierto los costos subieron al cien por ciento y eso costará 18 mil millones de dólares, Banco de México hace ajustes dolorosos pero necesarios, famosa frase acuñada cuando subieron el IVA, al ajustar al alza las tasas de interés.  Esto vendrá a pegar durísimo al bolsillo de los mexicanos, pues muchos viven, vivimos dijo el otro, del crédito.  Y esto lo vemos con las tarjetas bancarias, con las grandes cadenas comerciales.  Con estas alzas de interés nos va a pegar entre ceja, oreja y madres, dirían en Villa de Seris.  Y bueno, la presión comenzará a subir si esto no tiene tope.

EL PENDULO FATAL…Seguramente esto lo sabe perfectamente el presidente López Obrador que está haciendo lo imposible por detener la ola inflacionaria o sus efectos. Por ejemplo, se están aplicando miles de millones para subsidiar la gasolina, que pegaría durísimo en el bolsillo del mexicano. El dólar está atrancado para que no se mueva de la franja de los 20 pesos. Pero esto hace que se retire dinero de otros renglones prioritarios como el Sector Salud, que este año ha tenido un sub ejercicio presupuestal importante. Y de acuerdo a las nuevas reglas, dinero no ejercido, puede ser dispuesto por la presidencia sin pasar por la Cámara de Diputados.

NOS JALA LA LOCOMOTORA… Otro factor del que no podemos zafarnos es la economía de Estados Unidos, porque nos jala, ya sea para arriba o para abajo. Y en este momento los gringos están por arriba del 8% de inflación. Por eso no es mala idea la del presidente López Obrador de proponerle a Joe Biden un plan antiinflacionario conjunto. Veremos si funciona, porque aquí en México tenemos el síndrome de la Chimoltrufia, porque igual un día decimos una cosa y al siguiente decimos otra.  Pero lo que haya que hacer debe hacerse ya, porque el peso de la marca de Morena, que si bien sigue al frente en las preferencias, esto se voltea en un abrir y cerrar de ojos.

LOS DOS JINETES… Sin duda que la seguridad y economía son en este momento los dos jinetes del Apocalipsis mexicano. El crimen de los dos sacerdotes jesuitas abrió de nuevo la Caja de Pandora y puso en evidencia las fallas del gobierno mexicano en materia de criminalidad. Una silenciosa y sumisa Iglesia Católica seguramente llegó al tope de su paciencia jobiana y ya pegaron de gritos y exigen un cambio en la estrategia de seguridad pública. Mientras esto sea demandando en desplegados de la Conferencia del Episcopado Mexicano no hay problema. Malo será para el régimen cuando estas exigencias se hagan desde el púlpito y desde las homilías dominicales. No olvidar que aquí también es válida la frase de Pancho Bojórquez al referirse a la CTM, que si bien es cierto actualmente no hace ganar, como pasa con la Iglesia Católica, si pueden hacer perder..

Pero mejor la dejamos así para no echar a perder el inicio de semana. Y como dijo el Cartero Amavizca, ojos que no ven, que se vayan de árbitros a Qatar. Sale.

Comentarios
Artículo anteriorUna guardia en el hospital.
Artículo siguienteEl Pato y Natalia roban el show en asamblea de MC