Así es la nueva batería de gravedad que podría almacenar energía de por vida

402
0
300x50
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

Llevamos unas cinco décadas intentando conseguir la energía verde que nos permita seguir con nuestro sistema consumista y capitalista, pero sin cargarnos el planeta. Podríamos estar cerca.

Como hemos dicho antes, la búsqueda de energía limpia es algo que va intrínsecamente unido al sector industrial. Todo el mundo quiere encontrar nuevas formas de combatir el cambio climático y, al mismo tiempo, ofrecer mejores soluciones energéticas para hacerse uno rico por el camino.

Un problema que ha perjudicado durante mucho tiempo a la producción de energía es tener una forma de almacenar el exceso de energía para que no disminuya con el tiempo. Un problema que podría resolverse con baterías gravitatorias.

Esencialmente, esta solución se basa en tomar el exceso de energía generada por la eólica, la solar y otras fuentes de energía renovables y almacenarla en baterías hechas de cargas de masa en lugar de lo que usas en tu teléfono móvil.

¿Cómo funciona la batería infinita de gravedad?

La idea básica se expone en un artículo publicado en Big Think, y en realidad es muy sencilla. Piensa en cómo funciona la gravedad. Cuando una pelota rueda colina abajo, está creando energía porque la pelota está en movimiento, y esa energía empezó primero gastándose para mover la pelota colina arriba. El mismo principio se aplica a estas baterías gravitatorias.

Al utilizar energía para mover cargas de masa por un gran túnel vertical, esencialmente gastamos esa energía. Pero, como la carga de masa se eleva, ahora podemos dejarla caer, creando energía adicional.

Así que, aunque no es una batería estándar, la batería gravitatoria puede funcionar como una solución de almacenamiento de energía, pero no de la manera habitual que se podría pensar.

Los científicos se refieren tradicionalmente a esta energía como energía potencial gravitatoria y, aunque no es de naturaleza eléctrica, podría convertirse fácilmente para extraer esa energía de los movimientos de la batería gravitatoria y luego transferirla a las líneas eléctricas para entregarla donde sea necesaria.

Es una idea descabellada, así que no creas que es la solución que tanto tiempo hemos esperado, pero este tipo de pensamiento suele impulsar los mayores avances científicos de nuestra civilización.

Fuente: computerhoy.com

Comentarios