“La vida es sueño”, de Pedro Calderón de la Barca, en “Lecturas para reimaginar”

516
0
720x90
Capturadepantalla2024-05-17alas014537
PREPASON2024BANNERS_714x90
Capturadepantalla2024-04-26alas192343
PrevencionEmbarazo
Lactanciapornostros4
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow
  • Lectura colectiva en Casa Nuestra de la obra de teatro del Siglo de Oro español, con Alberto Estrella, David Rencoret, David Hevia y Alejandro Ramírez

En el patio central de la Antigua Casona de Xicoténcatl, los actores Alberto Estrella, David Rencoret, David Hevia y Alejandro Ramírez dieron lectura a fragmentos de “La vida es sueño”, de Pedro Calderón de la Barca, una de las obras clásicas del teatro del Siglo de Oro Español.

Dicha actividad forma parte del proyecto “Lecturas para reimaginar”, para fomentar la lectura, el teatro y el acceso a los libros.

Los tres actores sorprendieron al público al dramatizar parte de esta obra, que trata de la decisión que tomó el Rey Basilio de Polonia de encerrar a su hijo Segismundo en una torre, porque un oráculo le dijo que su vástago se convertiría en un tirano que destruiría la nación.

De esta forma, los actores invitaron al público acercarse a la lectura, a fin de conocer más su entorno y, sobre todo, recrearse con obras como “La vida es sueño”, obra que data de 1635 y que forma parte del movimiento literario del Barroco.

Durante los casi 50 minutos que duró esta adaptación literaria de la obra de Pedro Calderón de la Barca, los espectadores estuvieron atentos a la actuación del personaje central de la obra que es Segismundo, interpretado por el primer actor Alberto Estrella; del Rey Basilio de Polonia, escenificado por David Rencoret; y de su asistente Clotaldo, interpretado por David Hevia.

La lectura colectiva de la obra inició con la invitación a una mujer del público, de nombre Juliana, quien interpretó el papel de Rosaura, personaje principal femenino que unió fuerzas con Segismundo.

Al respecto, Alejandro Ramírez, director del proyecto de “Lecturas para reimaginar”, aclaró que no había sido un error no incluir a una mujer en esta modalidad literaria, ya que uno de los objetivos de esta puesta en escena es que el público interactúe con los actores en este tipo de adaptaciones.

En este contexto, el también director de cine y teatro comentó, en entrevista, que es una maravilla que los espacios que se han dedicado al debate político, también formen parte de la oferta cultural de nuestro país.

“Los artistas siempre estamos demandando espacios, oportunidades y, cuando surge una idea como Casa Nuestra, creo que es una responsabilidad ser congruentes y llenarlos con nuestro trabajo, para mí esto es un placer”.

Algo especial que tiene “Lecturas para reimaginar”, explicó, es que los asistentes, cuando se sientan, encuentran un código QR que escanean con su celular, para poder seguir la lectura; además, el elenco se termina de completar cuando se invita a alguien del público al escenario a leer con nosotros.

El primer actor Alberto Estrella dijo, también en entrevista, que es fundamental que se apoye a la cultura, “porque de pronto se piensa que la cultura es un lujo, un pasatiempo, un entretenimiento, pero en su forma más profunda tiene que ver con la identidad, con la comunicación con el otro, con regresar al público esta idea de que, a través de la lectura de autores tan fundamentales como Calderón de la Barca, se vuelven a reconectar con el verdadero espíritu de lo bello, hermoso y creativo”.

Para el intérprete es muy común que la gente diga “pero por qué vamos a interactuar en obras con personajes como Sófocles o Eurípides, pero, de pronto, “esas obras nos siguen resonando, porque son temas que tratan valores absolutos”.

“Ahora es fundamental que los valores absolutos los volvamos a reestructurar e ir a ellos, como el valor de la confianza, de la amistad, de la solidaridad, el trabajar en equipo y confiar en el otro”.

Comentarios