Slider

En el creciente conflicto por el agua en Chihuahua, el oficialismo de MORENA despliega para su contención, la misma estrategia recurrida por el oficialismo panista en Sonora, frente a la revuelta cívica por la ilegal construcción y operación, del acueducto El Novillo. 

El ejercicio del poder enloquece y lo peligroso del asunto es la narrativa con que la 4T pretende justificar la criminal actuación de la Guardia Nacional, con el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador y su reduccionismo estúpido, al descalificar las movilizaciones de productores agropecuarios porque según su miope visión, las promueven partidos políticos. 

Y peor el caso del subsecretario de Seguridad Pública Federal, Ricardo Mejía Berdeja, cuya atrabiliaria actuación para contener las inconformidades por la entrega a Estados Unidos de una agua casi inexistente y el asesinato de una mujer, ha sido como echarle gasolina al fuego, con expresiones autoritarias y llenas de soberbia, así como estilaban los malparidos del padrecismo cuando se referían a la tribu yaqui o a productores y ciudadanos del sur de Sonora. 

Dicho sujeto debe creer que de esa forma hace méritos para relevar a Alfonso Durazo cuando el mentado inútil se venga a Sonora a buscar la gubernatura, en el marco de una relación y complicidades desde que ambos eran diputados de la LXII legislatura federal por Movimiento Ciudadano. 

Ricardo Mejía Berdeja

Por cierto, Faustino Félix Chávez los conoce muy bien, porque él también fue parte de esa legislatura y por eso le dedicó dura réplica luego que a través de una red social, Mejía Berdeja soltó una retahíla de insultos en contra de productores que defienden su agua en la presa La Boquilla, sumándose a tal réplica Fernando Zárate Salgado, quien fuera compañero de legislatura pero por el PRD. 

Por supuesto que hicieron callar al troglodita, cuya desmedida ambición por relevar a Durazo lo ha llevado a encabezar los actos represivos de la Guardia Nacional contra ciudadanos que ejercen la libertad de movilizarse, de protestar y manifestarse contra una agresión del gobierno de la 4T y defender sus actividades productivas. 

El sesgo que le ha dado el presidente López Obrador a ese conflicto no puede ser más primitivo, al acusar a exgobernadores, políticos y a alcaldes de estar detrás del movimiento, aunque se cuida mucho en omitir a muchos militantes de MORENA entre esa masa de inconformes, incluido el alcalde del municipio de Rosales, José Francisco Ramírez. 

Miren, en Chihuahua ocurre algo similar a lo del NO al Novillo, movimiento cívico que unió, que amalgamó a exalcaldes y políticos de distintos partidos como Faustino Félix Escalante, Jesús Félix Holguín, Ricardo Bours Castelo, Sergio Gastélum de la Vega, Javier Castelo Parada, Carlos Amaya Rivera y Raúl Ayala Candelas, entre otros, destacando el inolvidable Adalberto Rosas López y liderazgos progresistas de izquierda. 

Adalberto Rosas

Esas luchas tienen la virtud de unificar a amplios sectores ciudadanos y así como en Sonora con el padrecismo –no el panismo—ahora en Chihuahua el gobierno federal recurre a tretas mediáticas innobles para descalificar y justificar actos de represión que les permitan concretar los agravios, o sea, estos de la 4T son iguales o peores al pretender, al igual que Guillermo Padrés, distorsionar la legitimidad de las protestas de los productores. 

A propósito de Durazo Montaño, fíjense que nos comentaban sobre sus habilidades para evaluar prospectivas y pasarse horas y horas en un escritorio ocupado en el diseño de escenarios y en función de su fracaso cono secretario de seguridad y los efectos de su incompetencia en Sonora en dicha materia, bien podría decidir excusarse y enviar a alguien más al matadero. 

Cómo vendrá a pedir el voto alguien que en principio de cuentas es un desarraigado, sonoguacho y cuyo ejercicio en el servicio público ha sido el de un chapulín, un oportunista, un saltimbanquis de la política, sin definición ideológica que a cambio de posiciones burocráticas congenia con cualquiera y lo más importante, su incompetencia deriva en el actual baño de sangre, donde Sonora aporta buena parte con asesinatos todos los días en los principales municipios de la entidad. 

A quién se le pudiera ocurrir tener aspiraciones electorales con tan pésimos resultados; a quién se le puede ocurrir pretender ser gobernador de un Estado tan importante y grande como Sonora con tan malas perspectivas, que a fin de cuentas no se requiere ser tan habilidoso para hacer una evaluación que le indique, que la aventura electoral citada no tiene buen futuro para él, y eso es bajo las condiciones actuales, porque conforme avance el tiempo las cosas estarán peores. 

Enrique Clausen

El problema para MORENA sería encontrar quién le entre a dicha empresa, dada la fama de inútiles y corruptos que se han ganado a pulso muchos de sus adalides y no por nada pareciera que calienta el brazo la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas. 

Mientras tanto, inquietantes los reportes que nos llegan de clínicas y hospitales del sector público y privado de Hermosillo, respecto a el alza de contagiados por Covid-19, lo cual fue confirmado por el secretario de Salud, Enrique Clausen, al alertar sobre una nueva escalada de la pandemia que ha subido el promedio de positividad de las pruebas aplicadas en nosocomios públicos. 

Ese color amarillo del semáforo epidemiológico podría resultar kriptonita pura para muchos ciudadanos que acabaron de relajarse por medidas que pusieron fin al confinamiento prácticamente en todas las actividades, y no deja ser casualidad que el alza de la positividad aludida, sea un par de semanas después de esa designación amarillenta. 

Luego de tantos antecedentes en diversas ciudades y países del mundo donde los rebrotes hacen estragos, esos casi 250 nuevos contagios reportados el sábado son un fuerte llamado de atención para no bajar la guardia y mantenerse a buen resguardo y de esa forma evitar ser víctima de una reapertura de actividades que se nos figura no estuvo acorde a la peligrosidad de la situación. 

Claudia Pavlovich

Hay que meterle paciencia y responsabilidad al asunto, no vaya ser que este nuevo ramalazo se lleve entre las patas a tantas y tantos que en los últimos meses hicieron tantos sacrificios y la única forma de evitar riesgos es la misma: salir de casa solo a lo indispensable; si tienes que hacerlo mantén la sana distancia, usa cubrebocas y gel antibacterial; evita lugares concurridos y también a los irresponsables que acuden a ellos. 

Pues en estas condiciones la gobernadora Claudia Pavlovich inició el sexto año de su administración; con grandes retos por delante, pero como siempre, sacando la casta ante las adversidades y manteniendo su tradicional interacción con la gente, destacando que ya inició la sexta vuelta por los municipios de Sonora. 

En este nuevo periplo que la llevará a cada uno de los 72 municipios de la entidad, la gobernadora estuvo con ciudadanos y autoridades de los municipios de Huépac, Banámichi, San Felipe de Jesús, Aconchi y Baviácora y al siguiente día, en Sahuaripa, para cerrar con el evento cívico para conmemorar este domingo a los Niños Héroes. 

Trae mucha agenda la mandataria y la parte más importante deben ser las gestiones allá en las alturas, para tratar de sacar beneficios de la lumbre luego de los criminales recortes al gasto federal que propone el presupuesto para el año próximo en Sonora, que representan en términos reales una reducción de casi el 10 por ciento respecto al ejercicio también recortado de este año. 

Esto de la 4T no dejan sentido a nadie, ya que desde sus aristocráticos aposentos burocráticos, eliminaron programas de apoyo al campo; partidas para fortalecer la capacidad de respuesta de los ayuntamientos ante la inseguridad pública; ni siquiera contempla recursos para el programa de vacunación contra el Covid-19; dejan en cero cajones para la promoción de la pequeña y mediana empresa, turismo y desarrollo rural, e incluso, el sector educativo sufre drástica reducción. 

Luis Armando Colosio

En contraste, las faraónicas obras y caprichos presidenciales, tren maya, aeropista, refinadora, entre otras, no solo no se recortan sus presupuestos, sino que se incrementan, con la insistencia de los corifeos cuatrotenianos de destacar las pichicaterías que se dispersan a través de programas sociales para ciudadanos que exigen empleos, seguridad pública, servicios públicos e infraestructura y que no se dan por satisfechos con que les depositen 400 pesos mensuales. 

Y en el curso de este lunes el presidente de la legislatura estatal Luis Armando Colosio recibirá el informe de resultados de las cuentas públicas del Estado y de los Ayuntamientos de parte del auditor mayor del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, Jesús Ramón Moya Grijalva. 

Para los dictámenes correspondientes, ese paquete de información con los numeritos sobre el ejercicio de 182 sujetos de fiscalización –72 ayuntamientos, 86 paramunicipales y 24 sindicatos– deberá turnarse a la Comisión de Fiscalización que preside el diputado Fermín Trujillo Fuentes, previéndose que Moya Grijalva comparezca para dar terapia intensiva a sus integrantes antes de concluir este mes de septiembre. 

Powered by WPeMatico

Comentarios