Increíble temeridad

133
0
Slider

Particularmente en Hermosillo resulta increíble la temeridad de tantas y tantos que decidieron retar al Covid-19 al hacer eco a posturas irresponsables de autoridades menores, que desdeñaron los llamados de alerta sobre la acelerada expansión del virus y privilegiaron la reactivación económica por sobre la buena salud y vida de la gente. 

Con aplicación a los principios de noviembre, el Consejo Estatal de Salud acordó medidas de prevención ante el repunte de contagios y decesos en diversos municipios del Estado, generando ruidosa oposición de quienes las consideraron una injustificada afectación de la economía de miles de familias y optaron por ejercer sus facultades autónomas para no atenderlas. 

Se trataba de prevenir lo que irremediablemente llegó y está aquí lo que hace un mes se aseguró no se tenían evidencias científicas que así ocurriera: el desorden y la irresponsabilidad social que derivó de la displicencia, autonomías infantiles y a calcas de incongruencias federales, ahora tienen a Hermosillo en máximo riesgo, con creciente número de contagiados, hospitalizados y decesos. 

Obviamente el estatus de máximo riesgo pudo ser evitado si el lunes tres de noviembre se hubieran aplicado las medidas acordadas días antes que implicaba algunas restricciones, entre ellas la suspensión antros y espectáculos musicales que aglomeren personas; además de la reducción de aforo y de horarios en restaurantes y bares. 

Hermosillo en máximo riesgo

Pues la alcaldesa Célida López Cárdenas se rebeló e incluso protagonizó ríspido encuentro mediático con el titular de salud, Enrique Clausen, sin que tengamos idea si la munícipe también se rebelará contra las medidas sugeridas para enfrentar las consecuencias de lo que pudo ser evitado y que como es lógico, las restricciones tendrán mayores efectos en materia económica, en el que puede resumirse como que el daño ya fue hecho. 

Inquietante lo que pasa con sectores importantes de la sociedad hermosillense y de otras manchas urbanas de la entidad, en donde se advierten conductas temerarias como si ya se hubiera asumido como irremediable el ser víctimas del virus y que sea lo que Dios quiera, llevándose entre las patas a quienes persisten en un confinamiento responsable. 

Luego de darse a conocer los resultados del monitoreo y la medición de factores sobre la incidencia de contagios y saturación de camas hospitalarias en los municipios, se anunció que de acuerdo al Mapa Sonora Anticipa, Hermosillo y Agua Prieta fueron clasificados como en Riesgo Máximo, lo cual implica que todas las actividades deberán cerrar a las 8:00 de la noche; los restaurantes pueden seguir con servicio a domicilio y se suspenden gimnasios, casinos, antros, eventos sociales como bodas, XV años, bautizos, piñatas, posadas, reuniones, etc., bares, cantinas, boliches, centros nocturnos, estadios y eventos deportivos. 

Tales medidas entraron en vigor este domingo y el solo anuncio el sábado, fue como un banderazo de salida a la pachanga, con reportes generalizados sobre eventos multitudinarios por diversos rumbos del municipio capitalino y de igual forma en otros, donde si bien el riesgo es alto, se deberían de asumir prevenciones que eviten los lleven a lo que ocurre en Hermosillo, en donde el último reporte informa de 189 de los 260 contagios de todo el estado; con cuatro de los 13 decesos, con totales de 20 mil 272 infectados y mil 91 muertos, buena parte de ellos en el último mes.   

Célida López 

Es posible considerar que quedan desactivadas intenciones de politización y rebeldías contra decisiones de la Comisión Estatal de Salud de parte de administraciones municipales morenistas, luego que el mismo subsecretario de salud, Hugo López Gatell advirtió que Sonora está a un tris de regresar al color rojo del semáforo epidemiológico nacional. 

A lo mejor así se suman al esfuerzo en favor de la buena salud y la preservación de la vida, destacando en ese sentido, la ruidosa reculada del chabelón alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal a su rechazo inicial de ser parte de la estrategia que anunciara la misma gobernadora Claudia Pavlovich para alcanzar el ansiado color verde. 

Lo que pasa es que andan embebidos en acciones de promoción política electoral y de posicionamiento de Alfonso Durazo Montaño, quien como se sabe ya registró formalmente ante su partido sus aspiraciones de ser candidato a la gubernatura de la entidad, en el marco de alucinados optimismos y triunfalismos, frente a una realidad que les es muy adversa, dada la incompetencia de esas administraciones y los nefastos y mortales antecedentes del citado sujeto, que personifica el fracaso mismo del modelo para combatir la inseguridad en este país. 

Lo más risible de su caso, es que con el fin de seguir haciendo activismo abierto y en el marco de las simulaciones que recrea el marco jurídico electoral, le salió sayo, ya que también se registró como aspirante Julio César Navarro Contreras, quien en vergonzante condición de patiño, se prestará a esa mascarada como un “adversario” a modo, cuando al menos pudieron disimularla con un registro de por ejemplo Petra Santos Ortiz. 

Sergio Pablo Mariscal

Dicha engañifa aplica para todos los partidos políticos urgidos de espacios mediáticos mediante la engañifa de que se trata de activismos internos, cuando simplemente se trata de pleitos arreglados, en el marco de graves insultos a la inteligencia ciudadana, sin que tengamos idea si por ese motivo Ricardo Bours Castelo tenga adversario en el Movimiento Ciudadano e igual ocurra en el caso de Ernesto Gándara Camou para definir la candidatura de la alianza PRI, PAN y PRD. 

Por cierto, el sábado hubo reunión del Consejo Nacional del PAN, durante el cual, por abrumadora mayoría se aprobó ir en alianza postulando candidatos comunes en al menos 100 distritos electorales federales y reglas como se pactará con el PRI y el PRD dicha asociación, dejando abiertas las negociaciones para que tal esquema se aplique en estados donde se disputarán gubernaturas. 

O sea, la alianza es un hecho, que donde tenga fuerza el PAN, este partido sea quien encabece la coalición; en donde el PRI tenga una representación importante ellos abanderaran la alianza y lo mismo ocurrirá con el PRD, criterio que se aplicará en elecciones locales, tal como lo adelantamos hace uno días en este espacio. 

Mientras tanto, increíble la prepotencia de Durazo Montaño en sus andanzas callejeras rodeado de guaruras y autos blindados, en un espectáculo nunca visto en esta entidad hasta con personajes más importantes, como si durante su paso por la Secretaría de Seguridad hubiera dejado agravios, cuando como se sabe, su gestión en esa dependencia no afectó a nadie, y menos a líderes del narco. 

Julito, nueva mascarada de MORENA

Sabe porqué ese miedo y qué sentido tiene tanto gasto en vehículos blindados y escoltas que le fueron asignados de acuerdo a lo que establece la ley tratándose de exfuncionarios federales que ocuparon posiciones de riesgo, que en su caso, sólo obtuvo el reconocimiento y agradecimientos de quien se suponía iba a combatir. 

Cierto que debe correr riesgos con bandas criminales que son enemigas de su favorita que controla buena parte de Sonora, pero no es para que despliegue tanta prepotencia con su nube de guaruras en cualquier lugar que se presente. 

Mal andan las cosas por rumbos de MORENA y uno de los factores importantes es la incoherencia y las cotidianas estulticias del presidente Andrés Manuel López Obrador, además de las frecuentes levantadas de faldillas que exhiben la corrupción de su administración, que junto a las incompetencias, tienen a México en la más grave crisis de la historia. 

Solo es un botón de muestra las adjudicaciones directas de PEMEX que por casi 400 millones de pesos otorgó a la prima hermana de López Obrador, Felipa Guadalupe Obrador Olán, porque ahí quedan los registros de la ilegal colecta de recursos de Pío López Obrador o la exitosa incursión en millonarios negocios empresariales de sus hijos, además de las corruptelas de integrantes de su gabinete, que como es lógico, han sido exculpados de cualquier responsabilidad. 

Felipa Obrador Olán

Seguramente en el caso de la prima millonaria ocurrirá igual y todo quedará en la anunciada cancelación de contratos por parte de la paraestatal, sin que se llegue a más a pesar de evidente tráfico de influencias e irregularidades administrativas, en el marco de un tortazo de boñiga en la mera jeta del presidente de México. 

Como sea, desde el mismo PEMEX se validó el contenido de la denuncia del periodista Carlos Loret, lo cual quiere decir que contrario a la las burlas y descalificaciones a su trabajo, el presidente deberá asumir que se trató de un trabajo de investigación profesional y objetivo y que no resulta creíble que ignorara las trapacerías de su pariente. 

Comentarios