Luz al final del túnel

64
0
Slider

En este caso no es el faro de una locomotora que se nos viene encima; esa luz que miramos al final del túnel es el inicio de la vacunación contra el Covid-19 en Sonora, que si bien va para largo el que se extienda su protección entre buena proporción de la población sonorense, alienta la esperanza que quizás podamos sobrevivir a este cruel y despiadado virus. 

El martes por la tarde llegó el primer lote de 14 mil 625 vacunas y este miércoles temprano por la mañana inició la aplicación del biológico entre personal médico, sanitario y de apoyo de primera línea que atienden contagiados en los 34 hospitales que integran la Red de Insuficiencia Respiratoria Aguda Grave en la entidad y se supone que en los próximos días arriben las suficientes dosis para la segunda indispensable aplicación y para ampliar el espectro de cobertura. 

El trámite está siendo supervisado de forma cercana y estricta por la gobernadora Claudia Pavlovich, en coordinación con autoridades de salud federal y de las fuerzas armadas, encargadas de la logística de distribución, sin que tengamos aún idea de porqué en México se instrumenta obeso operativo militar para proteger y vigilar el proceso de vacunación. 

Pero a fin de cuentas lo importante es que en un plazo no mayor de 20 días, poco más de 14 mil trabajadores de la salud en Sonora quedarán blindados en un 95 por ciento, con la esperanza de que el cronograma de adquisiciones de las vacunas y su distribución, reduzcan los tiempos para que dicha protección se extienda a todos los sonorenses o al menos a los de mayor riesgo. 

Por algo será la presencia de militares

Somos escépticos por naturaleza y por eso nuestra posición es que el arribo y aplicación de esas poco más de 14 mil 600 vacunas, en nada cambia la situación para los comunes mortales e incluso para los vacunados, por lo cual hay que impulsar que esa primera luz al final del túnel desde marzo pasado, no debe hacer que bajemos la guardia y que nos mantengamos en estricto resguardo, para no ser de quienes resultaron ahogados ya casi en la orilla del río. 

No hay que olvidar que en esta primera etapa, la vacuna se aplicará a personal de salud que enfrenta el COVID-19, en la primer trinchera: enfermeras, enfermeros, inhaloterapeutas, médicas, médicos, laboralistas, químicos, técnicos radiólogos, camilleros, trabajadores de limpieza, personal de ambulancia, manejadores de alimentos, asistentes médicos y de trabajo social; esta clasificación incluye a personal pasante, de confianza y eventuales y como son tan pocas será muy fácil detectar eventuales influyentismos y gandallas. 

En este arranque, la gobernadora ha sido acompañado por el secretario de Salud Enrique Clausen Iberri; el delegado del IMSS en el estado, Edgar Zitle García, coordinador federal de la campaña de vacunación COVID-19 en la entidad, así como por personal y mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional, Marina y Fuerza Aérea y la Fuerza Aérea. 

Pero como decíamos, esa luz que vemos al final del túnel no representa que en las siguientes semanas o hasta en meses vaya a bajar la escalada de contagios y muertes a causa de ese malparido virus y sólo se verán salvaguardados los responsables de cuidar la salud y vida de víctimas del contagio, luego de pagar un alto saldo desde marzo del año pasado. 

Héctor Gastón Rodríguez

Por lo pronto, hasta el martes pasado las autoridades de salud registran 53 mil 900 contagios y cuatro mil 279 defunciones en Sonora, estadística que seguirá aumentando, aunque quizás a la baja en las siguientes semanas si es que las autoridades de los distintos niveles de gobierno se ponen las pilas y hacen cumplir las restricciones de movilidad determinadas a partir del lunes pasado en Hermosillo, San Luis Río Colorado y Nogales y si también se aplican en los casos de Guaymas, Cajeme y en otros municipios de la entidad. 

De destacarse que al menos en Ures ya el Comité Municipal de Salud impuso una barrera para evitar que el foco infeccioso hermosillense les llegue, ya que a partir de este viernes y hasta el domingo, se aplicará ley seca y la suspensión absoluta de reuniones y eventos sociales en lugares públicos y familiares, con restricciones de movilidad de 8 de la noche a seis de la mañana y un retén que limite el ingreso de visitantes. 

Es de esperarse que en esta ocasión el alcalde Héctor Gastón Rodríguez haya estado enterado de dichas medidas, ya que como se recordará, a mediados de mayo su síndica Blanca Valenzuela, se fue por la libre y sin avisarle interpuso controversia constitucional contra el Estado y la Federación, por presuntos perjuicios a ese municipio derivados de las medidas contra la pandemia. 

Como sea, México, sin importar que ya hayan llegado alrededor de medio millón de vacunas, vive el punto más álgido de contagios y muertes, dando al traste los fallidos pronósticos, los frecuentes pronósticos fallidos del presidente Andrés Manuel López Obrador y de su gato angora, Hugo López Gatell y su criminal desdén sobre la peligrosidad del virus, factor fundamental que hizo exponencial la irresponsabilidad y valemadrismo social y con ello la expansión de la pandemia.  

Rodolfo Lizárraga

Para que se den una idea, Japón cuenta con similar población que México –alrededor de 127 millones de habitantes—pero frente al Covid-19, mientras que en el país del sol naciente se registran alrededor de 300 mil contagios y cuatro mil defunciones, en México tal estadística escala a un millón 560 mil contagios y 136 mil fallecimientos, y según expertos, la diferencia clave es que allá desde el principio, autoridades y ciudadanía tomaron en serio la amenaza. 

Mientras tanto, el síndrome de la disociación de la personalidad está pegando muy duro por rumbos de MORENA y de sus principales payasos, tanto acá en Sonora como a nivel federal, que en el caso de los de acá, atrás quedaron sus gemidos y lamentos cuando lanzaban quejidos a diestra y siniestra por presuntas violaciones a leyes electorales de parte de sus adversarios. 

Ahora hasta publicitan mamotretos, con los que a manera de posicionamiento, pretenden justificar evidentes ilícitos de su pretenso a la gubernatura Alfonso Durazo en materia propaganda y su regulación constitucional, como si la ley solo aplicara a sus adversarios. 

Para la hilaridad la catilinaria expositiva para reprochar presuntas intenciones de judicializar el proceso electoral, solo porque se radican denuncias en contra del partido oficial y de su tenebroso abanderado a la gubernatura, como si tuvieran la patente de corso para pisotear la ley. 

Y ni modo que sea muy legal el frívolo y lambiscón activismo que abiertamente despliega el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal en favor del candidato oficial dedeado desde Palacio Nacional o que haga lo mismo Rodolfo Lizárraga, diputado local y aspirante a la alcaldía de Guaymas, a quien ansioso por conseguir ese objetivo, lo reportan prendido de las verijas duraznistas en la visita que realizó este miércoles al vapuleado puerto. 

Qué no entienden López y MORENA

Pues el folclórico legislador petista vino a ser más de lo mismo a pesar de decirse distinto, dejando ver que por rumbos del oficialismo morenista se han trastocado elementales valores políticos y morales, en donde lo que hace meses o años era obligación respetar, ahora ya no y sin siquiera guardar elementales formas para simular decencias. 

Ya ven el patético caso del mismo presidente López Obrador a quien casi todos los días el pasado lo alcanza y exhibe esa disociación de personalidad que lo hace actuar en sentido contrario a lo que se comprometía o predicaba en el reciente pasado y que además no falta que le exploten en su cara esas contradicciones, como es el caso del brutal golpe que representa para su falso nacionalismo el que el saliente presidente Donald Trump lo exhiba como su amigo y le reconozca su papel de agente de inmigración protector de la frontera gringa con el apoyo de 27 mil integrantes del ejército mexicano. 

Vergüenza de debería de dar, pero como no la conoce, prefiere tender cortinas de humo para distraer al respetable, como lo es la bronca que agarró contra el Instituto Nacional Electoral, porque alega que limitar sus mañaneras en estados donde habrá elecciones este año, es un agravio y un atentado en contra de su libertad de expresión. 

Esa extraña posición discrepa, es totalmente opuesta a la que expuso en mayo del 2019, cuando hasta aceptó que sin necesidad de notificaciones del INE, por supuesto que no incurriría en la propaganda intrínseca y abierta que representan esas comparecencias de lunes a viernes. 

Urgen para López Obrador.

Insistimos, López Obrador no está bien de la cabeza, ya que se considera un histórico logro el que se legislara y se estableciera en la Constitución General de la República, condiciones de equidad electoral a través de restricciones de ley con el fin de que instancias de gobierno no incidieran en los resultados electorales, principalmente en materia propagandística. 

La validez y lógica de dicho postulado constitucional lo reconoció hace casi dos años y al parecer ya se le olvidó, así como olvidó cuando reclamaba al presidente una representación para todos los mexicanos, que no dividiera, que no enconara a la sociedad, que gobernara para todos y que tuviera visión de estadista, exactamente lo contrario de lo que ahora hace y dice. 

Con todo respeto, pero creo que López Obrador está listo para que se le ponga una camisa de fuerza y ya entrados en gastos, también que le pongan un bozal para que deje decir tantas estupideces. 

Comentarios