La Corte Penal Internacional emite una orden de detención contra Putin y una funcionaria rusa por la supuesta deportación de niños ucranianos

645
0
720x90
Capturadepantalla2024-05-17alas014537
PREPASON2024BANNERS_714x90
Capturadepantalla2024-04-26alas192343
PrevencionEmbarazo
Lactanciapornostros4
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

La Corte Penal Internacional (CPI) emitió órdenes de arresto contra el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y Maria Alekseyevna Lvova-Belova, anunció en un comunicado de prensa este viernes.

Lvova-Belova es la funcionaria rusa en el centro del presunto plan para deportar por la fuerza a miles de niños ucranianos a Rusia.

La CPI emitió una orden de arresto contra el presidente de Rusia, diciendo que Putin es “presuntamente responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de población (niños) y del traslado ilegal de población (niños) de las áreas ocupadas de Ucrania a la Federación Rusa”.

Agregó: “Los crímenes supuestamente se cometieron en el territorio ocupado de Ucrania al menos desde el 24 de febrero de 2022. Hay motivos razonables para creer que el señor Putin tiene responsabilidad penal individual por los crímenes antes mencionados, (i) por haber cometido los actos directamente, junto con otros y/o a través de otros… y (ii) por no ejercer un control adecuado sobre los subordinados civiles y militares que cometieron los actos, o permitieron su comisión, y que estaban bajo su autoridad y control efectivos”

Lvova-Belova, Comisionada para los Derechos del Niño en la Oficina del Presidente Ruso también fue “presuntamente responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de población (niños) y traslado ilegal de población (niños)” de las partes ocupadas de Ucrania, según a la CPI.

Según Estados Unidos y varios gobiernos europeos, la administración de Putin ha llevado a cabo un plan para deportar por la fuerza a miles de niños ucranianos a Rusia, a menudo a una red de decenas de campos, donde los menores son sometidos a reeducación política.

“Los esfuerzos de Lvova-Belova incluyen específicamente la adopción forzosa de niños ucranianos por familias rusas, la llamada ‘educación patriótica’ de niños ucranianos, cambios legislativos para agilizar la concesión de la ciudadanía de la Federación Rusa a niños ucranianos y la expulsión deliberada de niños ucranianos por las fuerzas de Rusia”, declaró el Tesoro de Estados Unidos en septiembre.

Rusia ha calificado de “absurdas” las informaciones sobre traslados forzosos y ha dicho que hace “todo lo posible” para que los menores permanezcan con sus familias.

El anuncio de la CPI se produce pocos días después de que varios medios de comunicación estadounidenses informaran de que el tribunal tenía previsto abrir dos causas por crímenes de guerra relacionados con la invasión de Ucrania y dictar órdenes de detención contra “varias personas.” Según el New York Times, la CPI tenía previsto abrir primero un caso sobre el presunto secuestro de niños ucranianos por parte de Rusia. A continuación, un segundo caso se centraría en el ataque “implacable” de Moscú contra infraestructuras civiles, incluidos suministros de agua y depósitos de gas.

Los casos representarían los primeros cargos internacionales que se presentan desde el inicio de la guerra de Rusia y llegan tras meses de trabajo de equipos especiales de investigación de la CPI, según el New York Times.

Con información de CNN

Comentarios