Investigadores desarrollan un algoritmo que diferencia de forma rápida entre dos tipos de hepatitis

632
0
300x50
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

Este avance puede ofrecer a los profesionales clínicos herramientas para un mejor diagnóstico, tratamiento y pronóstico de la enfermedad

Investigadores del Instituto Biomédico de Málaga-Plataforma Bionand y del Hospital Virgen de la Victoria, miembros del grupo de Hepatogastroenterología, Farmacología y Terapéutica Clínica Traslacional del Ibima, se encuentran trabajando en la diferenciación de dos tipos de lesiones hepáticas. En concreto, se trata de la distinguir entre las lesiones tipo hepatitis autoinmune inducidas por medicamentos (DI-ALH) y la clásica idiopática (HAI); esta última, una enfermedad crónica del hígado cuya causa es una alteración de la respuesta inmunológica del propio enfermo, de manera que se destruyen las células hepáticas y produce inflamación en el órgano.

Los profesionales han publicado en la revista Journal of Hepatology los acuerdos de una conferencia internacional conjunta de la red de Cooperación Europea en Ciencia y Tecnología (COST) Prospective European Drug-Induced Liver Injury Network, Pro Euro DILI Network, una iniciativa europea enmarcada dentro del estudio de hepatopatías asociadas a medicamentos, hierbas y suplementos dietéticos que cuenta con la participación de 27 países y que coordina Ibima-Plataforma Bionand, y el International Autoimmune hepatitis group (IAHG), una organización de expertos en HAI de carácter global.

Este estudio ha sido liderado por el investigador responsable de este grupo de investigación, jefe de servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico, Catedrático de la Universidad de Málaga (UMA) e investigador principal del grupo Ciberehd, Raúl J. Andrade. Además, en este consorcio internacional también participa la directora de la Unidad de Investigación Clínica y Ensayos Clínicos, UICEC IBIMA, jefa de servicio de Farmacología Clínica del hospital, catedrática de la UMA y miembro del grupo Ciberehd, Maribel Lucena.

En dicha conferencia internacional, los investigadores antes mencionados, junto a las Mercedes Robles y Miren García-Cortés, de Ibima-Plataforma Bionand, revisaron y discutieron sobre cómo poder diferenciar un daño hepático toxico con manifestaciones autoinmunes que simula una hepatitis autoinmune clásica y que requiere un tratamiento de larga duración, en base a características clínicas, parámetros bioquímicos, inmunológicos e histológicos.

Se analizaron hasta una cuarentena de fármacos implicados en la hepatotoxicidad con manifestaciones de autoinmunidad (DI-ALH), como la nitrofurantína, la metildopa, el infliximab, o suplementos herbales como Khat y la Tinospora cordifolia. La carencia de marcadores específicos para la DI-ALH plantea un desafío para un diagnóstico preciso.

Ante esta circunstancia, los investigadores de Ibima proponen un algoritmo de manejo integral para pacientes con lesiones hepáticas y un fenotipo autoinmune. Dicho algoritmo tiene por objetivo guiar a los profesionales de la salud en la diferenciación entre estas dos entidades: DI-ALH y HAI, simplificando el proceso de toma de decisiones para una atención óptima al paciente.

La similitud entre ambas condiciones hace que sea difícil la diferenciación entre ellas. En este sentido, el propio Raúl Andrade ha asegurado que “es precisamente por esa dificultad en la diferenciación por lo que una evaluación y diagnóstico correcto se hace de vital importancia para la elección del tratamiento adecuado”. Tanto es así que la Dra. Robles-Diaz ha manifestado que “se puso mucho énfasis, durante esta reunión con expertos, en el compromiso de los investigadores de crear un Registro donde se recoja una evaluación prospectiva de los pacientes con DI-ALH que permita una caracterización más exhaustiva de esta condición”.

Por último, García-Cortes ha señalado “nuestro grupo de investigación tiene un fuerte compromiso en la búsqueda de soluciones que mejoren el diagnóstico, optimicen las estrategias de tratamiento y, en definitiva, la obtención de unos resultados que impacten la práctica clínica y, por tanto, sean rápidamente trasladador para mejorar la calidad asistencial y los resultados de salud de los pacientes”.

Fuente: malagahoy.es

Comentarios