Controlar la diabetes con solo tres inyecciones al año en vez de una diaria

793
0
300x50
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

Unos 500 millones de personas en el mundo padecen diabetes tipo 2. Por suerte, hay medicamentos para mantenerla a raya. El inconveniente es que a menudo seguir el régimen adecuado de medicación exige una inyección semanal o incluso diaria, algo que resulta engorroso para la gran mayoría de afectados.

El equipo de Andrea Ivana d’Aquino, de la Universidad de Stanford en California, Estados Unidos, ha desarrollado un hidrogel especial para alojar medicación antidiabetes y para control de peso que promete reemplazar las inyecciones diarias o semanales de fármacos como por ejemplo Ozempic, Mounjaro, Trulicity, Victoza, y otros por tan solo una inyección cada cuatro meses.

Tal como argumentan los autores del estudio, medicarse de esta nueva manera mejorará en gran medida el control tanto de la diabetes como del peso, mejorará el cumplimiento del tratamiento prescrito y ayudará a la gente con diabetes tipo 2 a mejorar su salud y su calidad de vida a largo plazo.

El cumplimiento del tratamiento prescrito es uno de los mayores retos en el control de la diabetes tipo 2. Con solo tres inyecciones al año, sería mucho más fácil que las personas con diabetes u obesidad se ciñeran a su régimen farmacológico, tal como razona Eric Appel, de la Universidad de Stanford y miembro del equipo de investigación y desarrollo.

El nuevo hidrogel permite la liberación lenta de los fármacos a lo largo de cuatro meses.

El secreto del hidrogel reside en las características físicas únicas de las nanopartículas que lo componen. Los hidrogeles no son algo nuevo (mucha gente lleva lentes de contacto hechas de hidrogeles, por ejemplo), pero típicamente están diseñados para no desgarrarse y para mantener su forma. En cambio, el nuevo hidrogel se ha diseñado con polímeros y nanopartículas débilmente unidas entre sí para que se mantengan unidas como un gel solo durante un tiempo limitado, disipándose poco a poco con el paso del tiempo. El hidrogel está formado por una malla de cadenas de polímeros y nanopartículas que retienen las moléculas del fármaco hasta que la malla se disuelve tramo a tramo, liberando poco a poco los fármacos.

“Nuestro hidrogel se disuelve a lo largo de muchos meses como un terrón de azúcar en el agua, molécula a molécula”, resume Appel.

El nuevo hidrogel, conocido técnicamente como hidrogel de polímero-nanopartícula (PNP), disfruta del equilibrio perfecto entre sus propiedades para resultar lo bastante fluido como para poder ser inyectado fácilmente con agujas corrientes, pero lo bastante gelatinoso como para no deshacerse de inmediato dentro del organismo, requiriendo los cuatro meses para deshacerse por completo.

D’Aquino, Appel y sus colegas exponen los detalles técnicos de su nuevo sistema de administrar fármacos en la revista académica Cell Reports Medicine, bajo el título “Use of a biomimetic hydrogel depot technology for sustained delivery of GLP-1 receptor agonists reduces burden of diabetes management”.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

Comentarios