Meryl Streep recibe la “Palma de Oro Honorífica” en Cannes 2024

469
0
Capturadepantalla2024-05-17alas014537
PREPASON2024BANNERS_714x90
Capturadepantalla2024-04-26alas192343
PrevencionEmbarazo
Lactanciapornostros4
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

La actriz Meryl Streep recibió este martes una clamorosa ovación en pie, digna de una auténtica leyenda del cine en el Festival de Cannes para hacerle entrega de una Palma de Oro Honorífica, en una emocionante ceremonia de apertura que arrancó lágrimas y aplausos.

“Este premio es único en el mundo del cine y estoy muy honrada de recibirlo”, expresó la laureada actriz estadounidense de 64 años, desde el escenario del Gran Teatro Lumière y junto a la intérprete francesa Juliette Binoche, que fue la encargada de hacerle entrega del galardón.

Streep que ha ganado tres veces el Oscar y tiene una cifra récord de 21 nominaciones, ya había sido premiada por el prestigioso festival de la Costa Azul francesa treinta y cinco años atrás, cuando se coronó como mejor actriz por ‘Evil Angels’ (Un grito en la oscuridad’, 1988).

En aquel momento recordó este martes, tenía ya tres hijos y se acercaba a los 40 años, con lo que pensaba su carrera, se acercaba a su final. “No era una expectativa poco realista en la época, era una previsión razonable”, comento.

Pero con una carrera que incluye títulos emblemáticos de la historia del cine como ‘Out of Africa’ (‘Memorias de África’), ‘The Bridges of Madison County’ (‘Los puentes de Madison’) y ‘Sophie’s Choice’ (‘La decisión de Sophie’), o incluso ‘The Devil Wears Prada’ (‘El diablo viste de Prada’) y ‘Mamma mia!’ en su vertiente más cómica, Streep desafió todos los presagios.

Fue gracias a los artistas con los que trabajó, aseguró este martes, y también al cariño del público.

“Estoy muy agradecida de que no se han hartado de mi cara”, bromeó la actriz nacida en 1949 en Basking Ridge (New Jersey, Estados Unidos), arrancando carcajadas a todo el auditorio vestido de gala.

El humor de Meryl Streep y su capacidad para no tomarse demasiado en serio a sí misma, fueron algunos de los rasgos que precisamente destacó Juliette Binoche al entregarle la Palma de Honor.

Pero sobre todo una Binoche que no podía contener las lágrimas, resaltó la importancia de Streep para todas las mujeres del séptimo arte.

“Has cambiado nuestra forma de ver a las mujeres en el mundo del cine y nos has dado una nueva imagen de nosotras mismas”, logró completar la actriz francesa, mientras muchas otras figuras presentes en la sala, como la realizadora y actriz Greta Gerwig, también lloraban.

Con información de El Sol de México

Comentarios