Slider

Cientos de migrantes mexicanos y centroamericanos se reunieron a unos metros del muro fronterizo que divide a Estados Unidos y México, en la zona de Playas de Tijuana, en donde protestaron contra la violencia policial con la quema de dos piñatas con la figuras del Presidente estadounidense, Donald Trump, y de un agente de la policía.

En homenaje al migrante mexicano, así como a todos los que han fallecido en su intento de buscar el sueño americano, este sábado colectivos y organizaciones promigrantes se unieron, primero para brindar un minuto de silencio y luego con la quema de las piñatas.

Las piñatas, elaboradas de forma artesanal, simulaban la figura de Trump y del agente de la Patrulla Fronteriza.

“Basta de los abusos contra nuestros paisanos y todos los migrantes que van a Estados Unidos”, dijo Sergio Tamay, presidente del organismo Ángeles Sin Frontera, quien expresó su rechazo a las políticas antimigrantes que ha impuesto el presidente Trump.

Recordó que decenas de migrantes que han muerto en manos de agentes de la Patrulla Fronteriza y hasta el momento ningún caso se investiga, por lo que exigió una pronta solución y sanción al homicida de Villalobos.

Comentarios