Viene lo complicado

102
0
Slider

No hay ninguna duda respecto a que Ernesto Gándara Camou es la mejor oferta político-electoral que cualquier partido anhelaría abanderar a la gubernatura de Sonora, que ya concretada ésta por la Alianza Va Por Sonora, falta complementarla con el resto de las candidaturas a partir de perfiles competitivos en municipios y distritos. 

Acá es donde las representaciones partidistas aliadas, así como liderazgos de la sociedad civil que se han sumado, deban hacer un ejercicio de selección y de elección acorde al alto perfil de “El Borrego”, como divisa fundamental que permita prospectar el éxito frente a lo más de lo mismo que ofrecen los del partido oficial encabezado por Alfonso Durazo Montaño. 

Viene lo complicado pues, que en función del fiasco en que han resultado administraciones municipales y diputaciones locales en funciones actualmente, a lo mejor haya quienes no lo vean tan complicado, pero que ante al hartazgo ciudadano por estos casi tres años perdidos, hay mayores exigencias para que no vuelvan acceder a puestos de elección popular personajes buenos para nada que ganaron diputaciones locales y federales, así como alcaldías, producto de un accidente electoral inédito. 

Por lo pronto desconocemos como vayan las negociaciones para definir quien irá en Hermosillo por parte de la Alianza Va por Sonora de entre Ernesto de Lucas Hopkins, Antonio Astiazarán y David Figueroa, sin que tampoco tengamos idea si MORENA se atreverá a postular a Célida López Cárdenas para su pretendida reelección, ya que hasta entre sus estrategas ponen reparos y han definido que el más viable para ser reelecto de entre los alcaldes de municipios “grandes” es el de San Luis Río Colorado, Santos González Yescas

Santos González

Con circunstancias totalmente distintas a la elección del 2018, la Alianza Va Por Sonora haría fiesta si MORENA se atreviera a atender ansias releccionistas de Sara Valle, Sergio Pablo Mariscal, Rosario Quintero, Francisco Javier Genesta en Empalme y Jesús Pujol en Nogales, quienes son sinónimo de contradicción al discurso de cambio del candidato oficial a la gubernatura. 

Del lado de la Alianza que respalda al Borregober, pareciera que en Cajeme están más asentados los acuerdos y la buena noticia es que en donde confluyen las perspectivas de postulación a la alcaldía es en Anabel Acosta Islas, joven mujer muy bien preparada, con experiencia política por su paso por el Senado un perfil limpio y sin rencillas al interior de su partido el PRI ni con sus aliados. 

Si por el lado de la alianza más o menos ya hay consenso, que no solo incluye a dirigencias del PRI, PAN o el PRD, sino de organizaciones civiles y de productores de la región, también por rumbos de otros partidos ya se observa buen avance y hasta concreciones respecto a sus abanderados, destacando el caso de MORENA, ya que si bien el chabelón munícipe ya citado no va directamente por la reelección, se asegura que la pretensión es postular a su esposa Margarita Vélez, en evidente afán de fundar una dinastía al estilo Agua Prieta al estilo Vicente Terán. 

Habrá que ver si se atreven a esa atrocidad, mientras que por rumbos del Partido Movimiento Ciudadano todo indica que ya amarró Abel Murrieta Gutiérrez, mano derecha del aspirante a la gubernatura, Ricardo Bours Castelo, faltando saber qué opina Rodrigo Bours Castelo, quien va por la sacada de espina como independiente, luego que en la anterior elección municipal se revelara como representante de la segunda fuerza electoral de ese municipio. 

Anabel Acosta

No nos cuadra que los dos carnales Bours se confronten, a no ser que sea un pleito ratero, o sea, simulado, con fines de dividir la votación, lo cual a ojo de buen cubero y dada la correlación de fuerzas histórica en esa demarcación municipal, Acosta Islas sería la beneficiaria, aunque consideramos que si “El Pipigo” va, será para ganar, faltando todavía que vaya, dada la intensidad que le pone su broder en su recorrido cuasiturístico por toda la entidad. 

Por cierto, destacable el salto cualitativo y también cuantitativo de la propuesta de Gándara Camou, quien con un solo y breve spot divulgado a través de las redes sociales potenció su alta calidad como contendiente y su identidad auténtica con la idiosincrasia del sonorense, como producto inmejorable regional, que contrasta con el enviado del centro, ajeno al Estado y a la problemática de los sonorenses y de la entidad y cuyo origen sin duda es una imposición. 

Bien por “El Borrego” al posicionar un mensaje incluyente y de empatía ciudadana y además establecer ese contraste que lo hace diferente a quien pretende gobernar a Sonora sólo apostando al engaño de la gente como si los sonorenses no hubiéramos aprendido la lección de la elección del 2018. 

El tiro está cantado y si bien la divisa del aspirante de la Alianza Va por Sonora es la civilidad política y desplegar una campaña que privilegie la propuesta, por supuesto que al echar toda la carne al asador y procurar mejores tiempos para sonora y su gente, no implica que sus adversarios tendrán carta blanca para la agresión o la descalificación, que en el caso de Durazo, al parecer no tiene otro tema, y sobre aviso no hay engaño. 

Margarita Vélez de Mariscal

Así las cosas, difícil para el partido oficial lidiar con la pésima gestión y nulos resultados en los principales municipios de la entidad y la rupestre gestión de sus representantes en el Congreso del Estado, lastre que deberán arrastrar y que luce sumamente pesado. 

Pero además están las ya tan frecuentes estupideces del mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, quien un día sí y el otro también es exhibido en toda su incompetencia y capacidad para mentir, cuyo conjunto tiene a México en la mayor crisis de la historia y a la calidad de vida de los mexicanos en un dramático tobogán. 

Mucho falta que decir, mucho falta por confesar sobre el tema de las vacunas contra el Covid-19, ya que a pesar de ser México el cuarto lugar en víctimas mortales de ese virus en el mundo, ahora resulta que de acuerdo al criterio de la ONU, según dichos del presidente, no requiere de la entrega de las dosis presuntamente pactadas y hasta ya pagadas. 

Ahora resulta que México no está considerado como un país pobre y por eso esa filantropía anunciada para que las vacunas destinadas a salvar vidas de mexicanos serán enviadas a otros países, lo cual genera fuertes sospechas de una fallida negociación del gobierno de la 4T con las empresas farmacéuticas, lo cual sería sumamente grave, pero más grave sería que Lopitos estuviera haciendo caravana con sombrero ajeno y fuera farol de la calle y oscuridad de su casa. 

Rodrigo Bours

Por supuesto que la pandemia tendrá graves costos político electorales para el partido oficial y si en Estados Unidos gravitó fuertemente en la derrota del amiguchis del presidente mexicano, no podría ser distinto el 6 de junio, cuando además se prospectan situaciones aún más dramáticas que las que ahora ocurren, producto del criminal desdén hacia la peligrosidad del virus. 

A poco creerán que la gran mayoría de los mexicanos aceptará sin reaccionar al contrasentido de que los camisas pardas que se integran en la fascista facción de los servidores de la nación sean mayor prioridad que el personal sanitario para efectos de ser beneficiarios con la vacuna contra el Covid-19, tal como lo confesó de forma desfachatada el mismo presidente y el subsecretario Hugo López Gatell. 

A poco creerán que la mayoría de los mexicanos se tragó el cuento del tema del general Salvador Cienfuegos o que no les será costosa la veleidosa posición presidencial al respecto, así como cuando al inicio de la pandemia, por varias semanas y meses negaron el alto riesgo que representaba para la salud pública con posicionamientos públicos que contrastan con los más de 140 mil decesos y casi un millón 650 mil contagios. 

O apoco creen que a MORENA y a sus candidatos no les será costoso el que el gobierno de la 4T haya dejado en la indefensión a miles de empresas y que haya condenado a la ruina a miles de familias por su idiotizada e ideologizada estrategia económica frente a los efectos de la pandemia, lo cual nos hace distintos, para mal, con el resto del concierto de las naciones en el mundo, donde sus gobiernos han actuado con lógica solidaria en esta emergencia. 

Claudia Pavlovich

Vean la diferencia de un gobierno federal omiso, a las estrategias de apoyo que con todo y las limitaciones financieras, ha realizado el gobierno de Claudia Pavlovich a lo largo de la pandemia para mantener en operación a pequeñas y medianas empresas, además sin descuidar la promoción del estado como atracción de inversiones y estar en el primer lugar nacional en la recuperación de empleos. 

Por cierto, este lunes, en reunión virtual de la gobernadora con líderes empresariales y obreros de la entidad, se refrendó el Pacto Sonora para el Empleo, la Capacitación, la Productividad, la Competitividad y la Paz laboral, durante la cual Jorge Vidal Ahumada, secretario de Economía, resaltó que a pesar de las dificultades que han presentado la pandemia por el COVID-19, en Sonora producto de la paz laboral, la mano de obra y las estrategias implementadas por el Gobierno del Estado, se han atraído nuevas inversiones y proyectos, como BD Medical, ATS Creation, o de la expansión de empresas ya instaladas en el estado como AT Engine, Ford Hermosillo y Carrier, entre otras. 

Acompañada por actores del sector productivo y secretarios de su gabinete, la mandataria estatal resaltó que ante un año caótico como el 2020, este inicio de 2021 debe significar para todos la voluntad y el compromiso para conducir a Sonora por un camino óptimo para el desarrollo y enfrentar las dificultades de la pandemia, por lo que hizo un llamado a seguir trabajando unidos, tal como lo plantea al Pacto Para que Siga Sonora. 

Comentarios