[smartslider3 slider="3"]

Pobladores del Golfo de Santa Clara pudieron admirar el espectáculo natural que cada año se deja ver a la orilla de la playa del poblado pesquero, donde el pequeño pececillo sale a dejas sus huevecillos para que el macho vuelva a salir para gestarse la vida de la especie.

El pejerrey o gruñón del Golfo es un pez endémico del norte del Golfo de California. Se caracteriza por ser alongado y delgado, con la cabeza y el cuerpo comprimidos.

Después de que los peces salen del mar hacer el proceso de desove, que dura unos 30 segundos, hembras y machos regresan al mar. En la temporada primaveral, las hembras llegan a desovar hasta seis veces, por lo general ocurre entre uno y seis días después de cada luna llena o luna nueva.

Los huevecillos enterrados en la arena encuban aproximadamente dos semanas hasta la siguiente marea, cuando las crías salen del cascarón y con el oleaje entran al mar.

Comentarios