previous arrow
next arrow
Slider

Los bares y restaurantes de buena parte del Reino Unido reanudaban este lunes los servicios en interior por primera vez desde enero, mientras el primer ministro instaba a la gente a ser prudente por la expansión de una variante más contagiosa del virus que provoca el covid-19.

El penúltimo paso en el levantamiento gradual de las restricciones nacionales impuestas el 4 de enero también incluía la reapertura de teatros, recintos deportivos y museos, lo que aumentó las esperanzas de que la economía pudiera iniciar pronto su recuperación tras los devastadores efectos de la pandemia.

El gobierno también relajó las recomendaciones sobre contacto personal estrecho, como los abrazos, y autorizó los viajes internacionales, aunque sólo a 12 países y territorios en la lista de destinos “seguros”.

Pero el avance de la variante india, sobre todo en el noroeste de Inglaterra, amenaza con ensombrecer las perspectivas y podría llevar a modificar la siguiente y última etapa del desconfinamiento, prevista el 21 de junio, cuando todas las restricciones debían levantarse.

Comentarios