Ahora a lo importante

117
0
previous arrow
next arrow
Slider

La paupérrima participación en la consulta popular del domingo y sus irrelevantes resultados para los efectos que fue convocada, debería ser motivo de reflexión para quienes siguen anclados en el pasado y cuyas obsesiones por pasársela viendo por el retrovisor, los mantiene en el presente de bache en bache y de tropiezo en tropiezo.  

Si actores políticos del pasado cometieron delitos, para eso están las instancias de procuración de justicia, cuya actuación y cumplimiento de responsabilidades no debieran estar sujetas a una consulta popular, ni ser motivo para pretensiones propagandistas de ningún partido político y sobre todo, no ofender la inteligencia ciudadana con ejercicios inútiles.  

Ahora, ya concluida esa carísima propuesta y demostrarse que la inmensa mayoría ciudadana en edad de votar, no considera importante el tema de la consulta fallida, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el partido oficial, debieran aplicar sus esfuerzos en lo que sí es importante para la gente y no les sería difícil determinar cuales son los temas que más interesan a la gente en un país en profunda crisis económica, sanitaria y de seguridad pública.  

La pobreza de ese alrededor del 7 por ciento que decidió perder el tiempo el pasado domingo, frente a los casi 94 millones de potenciales participantes, muestra la magnitud del fracaso, el cual cínicamente pretende ser disfrazado con el rotundo y arrasador Sí que reporta la autoridad electoral y por supuesto es motivo de fiesta, sin considerar que la decisión de no votar, de no engancharse en ocurrencias, también debe ser considerada como una demostración de democracia participativa.  

Desaire a consulta pitera

Miren, lo irrelevante de la consulta realizada lo demuestra su propio promotor y su partido, ya que ante el monumental desaire popular pasaron a la etapa de que de todas formas hay las vías para conseguir lo que se les negó en las urnas, o sea, seguir escarbando en el pasado para llevar a juicio a esos actores, mientras perpetran actos no prescritos y que deberían ser objeto de causas penales.  

En el caso de Sonora es importante resaltar que de una lista nominal de casi dos millones de electores, acudieron a votar poco más de 108 mil personas, para un paupérrimo 5.5 por ciento de participación y no por nada la soledad que imperó a lo largo del domingo en los centros de votación, sin que diera resultados la guanga estrategia de promoción para que la gente se interesara en esa payasada.  

De todas formas, consideran que fue todo un triunfo e igual festinan los de la otra esquina el desaire a la ocurrencia, quedándonos la impresión que como ensayo esa consulta se quedó corta y ni siquiera como modelo pudiera servir para la importante que viene el año próximo relativa a la revocación de mandato del presidente, quien de todas formas a lo mejor ya ni esté donde está ahora.  

La magnitud del fiasco puede medirse en función de la pretensión de que al menos votaran 37.4 millones de personas, cuando en realidad apenas superó los siete millones, de los cuales casi dos millones votaron por el No, cuando además abundan testimonios videograbados donde aparecen funcionarios de casilla marcando papeletas de votación luego de marcarlas por el Si, sin que tengamos idea si hay indagatorias abiertas por esas irregularidades.  

Esto es más importante

Así las cosas, el pueblo sabio demostró su legendaria e histórica inteligencia al negarse a participar en una farsa publicitaria, distractora e inútil cuyo el objetivo no tuvo pies ni cabeza, ya que además que los expresidentes no están mancos e incluso en el caso de Enrique Peña Nieto, eventuales delitos que le endilguen ya prescribieron, lo más importante es que no se requiere consulta para aplicar la ley.  

Por lo pronto, el presidente sigue confundido con las prioridades de la gente, ya que en la mitotera de este lunes salió con la novedad de que el principal problema de los mexicanos son los baches y que por eso pondrá en marcha un programa nacional de financiamiento y miren que reconocemos la importancia del bacheo, pero sin salirnos del rubro debe ser más importante pavimentar calles.  

A lo mejor nosotros somos los confundidos y el presidente se refirió a los baches que sufrimos los mexicanos en materia de salud con tantos miles de decesos a causa del Covid-19; los otros tantos fallecimientos por el bache en seguridad pública y por el bache en economía ante la escalada inflacionaria, desempleo y demás consecuencias por sus torpezas en esa materia.  

Solo para complementar la idea de la confusión presidencial respecto a las mentadas prioridades, está su preocupación sobre cómo conseguirán su sustento los productores de mariguana y amapola al caer la demanda de sus productos ante el desplazamiento por el creciente uso de drogas sintéticas, mientras tiene en el desamparo financiero a productores de alimentos y sin medicamentos a niños con cáncer.  

Alfonso Durazo

Como sea, la consulta fue fallida y un fracaso para el régimen, pero todo un éxito para la sociedad al enviar al presidente un fuerte mensaje para que se aplique en lo verdaderamente importante para la gente, porque si no lo hace e insiste en su agenda de ocurrencias será muy costoso para él y su partido.  

Por lo demás, impresionante la inagotable capacidad del gobernador electo de Sonora, Alfonso Durazo para dar a conocer sus buenos propósitos cuando asuma el cargo, en un proceso muy similar a lo que ha ocurrido en las anteriores transiciones, porque simplemente de eso se trata.  

Por supuesto que cualquier gobernador o gobernadora a pocos días de rendir protesta, divulgará sus propósitos de realizar una gestión transparente y honesta; que no incrementará no creará nuevos impuestos; que fortalecerá la seguridad pública; que reforzará acciones en el sector salud; que gobernará para todos sin distingos de siglas ni partidos y que apoyará por igual a los municipios; que no contratará deuda; que procurará alianzas con el sector privado para impulsar la construcción de obras de infraestructura generadora de empleos, y así.  

Para efectos informativos, suculentas resultan esas reuniones con medios de comunicación que al parecer ya se fijaron para cada lunes, que en nuestro caso y nuestro medio informativo no se ha girado invitación alguna, pero que afortunadamente tenemos acceso dada la filantrópica actitud de colaboradores y amigos de otros medios.  

Claudia Pavlovich

Pero como decíamos, a lo largo de nuestro ejercicio profesional hemos cubierto seis sucesiones y si bien en la que está en proceso tiene la novedad de que está en vigor una ley de Entrega Recepción, en todas las anteriores hubo ese intenso ejercicio declarativo que ahora despliega Durazo Montaño, ya que es parte de las ansias por iniciar cuanto antes su servicio para los sonorenses.  

A diferencia de sus antecesores, Durazo tendrá la gran ventaja de recibir la administración con toda la información sobre su escritorio y no tendrá que batallar prácticamente desde cero como ocurrió en el caso de la gobernadora Claudia Pavlovich.  

Por cierto, luce normalizado el proceso entrega-recepción en el Ayuntamiento de Hermosillo, con reuniones diarias entre los equipos del alcalde electo, Antonio Astiazarán y el saliente Fermín González Gaxiola, destacando la de este lunes donde se informó del estado de fuerza, equipamiento y tecnología de la corporación policiaca al mando del comisario Alonso Durón Montaño.  

Preside Toño reunión de seguridad

Por ahí divisamos y pudimos reconocer debajo de los cubrebocas a la síndica electa, Zaira Fernández y a Daniel Durán, integrante del equipo del Toño, en tanto que del otro lado de la mesa estuvo al lado del alcalde, el secretario de la comuna, Joaquín Rodríguez y el comunicador Carlos Díaz Ayoub.  

Y algo debe tener inquieto al subsuelo del territorio sonorense, ya que luego del sismo en el Golfo de California, se ha registrado inusual actividad sísmica en los últimos días que incluye estremecimientos en Nacozari, Bavispe, Magdalena y Hermosillo, los cuales afortunadamente han sido de baja intensidad pero que de todas formas resultan inquietantes, toda vez que pudieran ser avisos sobre un sino mayor.  

Comentarios