La hora de los alcaldes

108
0
previous arrow
next arrow
Slider

Siempre he pensado que hay algo más que la vocación por el martirio, el amor al prójimo y la devoción por el servicio público detrás de los denodados esfuerzos que con que cada tres años vemos a hombres y mujeres dejarlo todo en la cancha para ser electos alcaldes en sus municipios.

Pero eso cobra especial relevancia este año cuando nuestras ciudades y pueblos no lucen sus mejores galas y algunos de ellos acusan los estragos de malas administraciones, escasez de recursos, ausencia de ideas y de equipos para resolver los problemas que impactan directamente la cotidianidad. Carencia de ideas y exceso de incapacidad, en el peor de los casos.

Culpar al periodo neoliberal y sus personeros del desastre que se vive en estos momentos en los municipios más poblados de Sonora puede resultar catártico o por lo menos autoexpiatorio, pero no resuelve esos problemas.

Los nuevos alcaldes y alcaldesas tienen además otro pequeño problemilla: no pueden echar la vista atrás para encontrar culpables saltándose los últimos tres años en que sus municipios fueron gobernados por militantes de su misma coalición.

La imagen que circuló ayer en redes sociales, en la que aparece Mario Martínez ‘El Mayito’, que este día levantará la mano para rendir protesta como alcalde de Navojoa resume de una y mil maneras el sentimiento que deben albergar la mayoría, si no es que todos sus colegas.

Las finanzas públicas quebradas, endeudados hasta el cuello, con serios problemas en el abasto y distribución de agua potable; con un sistema de recaudación propia más que precario, el panorama para el nuevo munícipe no luce bien. Rosario Quintero Borbón, su antecesora le dejó literalmente el tigre de la proverbial rifa.

En descargo, hay que decir que no es el peor. Por lo menos en el tema de la seguridad pública, Navojoa no vivió una crisis como la que sí padecieron Cajeme, Guaymas, Empalme, municipios que terminaron sus recientes administraciones literalmente tintos en sangre.

Guaymas es quizás el que salió peor librado. El recuento de yerros, omisiones, conflictos por presuntos actos de nepotismo y corrupción es demasiado extenso y a eso hay que sumarle los episodios de violencia a la que no escaparon funcionarios de su gabinete y al menos una docena de agentes de la policía municipal que fueron asesinados arteramente.

Y sin embargo, la alcaldesa Karla Córdova ratificó al General Humberto Cano Ahuir como comisario de Seguridad Pública. Sí, el mismo que fue grabado en una presunta negociación con un subalterno preguntando a quién habría que matar para que se calmaran las cosas en el puerto. Por cierto, la persona que mencionaron en esa conversación apareció ejecutado días después.

Ya para despedirse, a Sara Valle le estalló en la cara el colapso en el sistema de drenaje que mantiene el centro histórico del puerto anegado de aguas pestilentes y como cereza en el pastel, la construcción a última hora de una ‘playa incluyente’ que costó 8 millones de pesos de los que la primera marejada ya se llevó una parte y todo mundo sabe que más temprano que tarde, desaparecerá por completo.

Cajeme estaba incluido en las 50 ciudades del país que recibirían 500 millones de pesos por parte del gobierno federal para obras de pavimentación y mejora de vialidades. Nunca llegaron y los cajemenses coinciden en que la ciudad tenía décadas que no lucía tan destrozada. Por si fuera poco, Obregón también se ganó el nada honroso lugar número cuatro en la lista de las más peligrosas DEL MUNDO. 

Tiroteos, ejecuciones, levantones se convirtieron en la cotidiana narrativa del terror en la otrora pacífica ciudad. 

Empalme se convirtió en un foco de violencia criminal que jamás había tenido esa intensidad. Sus finanzas están tan quebradas, que en el último mes la CFE le ha cortado el suministro de energía eléctrica en dos ocasiones.

Hermosillo, que también fue incluido en la lista de municipios a apoyar con 500 millones para pavimentación recibió poco más de 300, pero esas obras ya se las llevaron las lluvias. Hacía años que la capital no lucía tan descuidada.

Para el análisis, a pesar de esas situaciones en todas las ciudades citadas -y en otras-, el electorado refrendó la confianza en la oferta de Morena, excepción hecha de la capital, donde ganó la alianza PRI-PAN-PRD, con Antonio Astiazarán como candidato.

Los nuevos alcaldes tienen las esperanzas cifradas en que el gobernador Alfonso Durazo haga buenos sus anuncios de una mayor gestión y asignación de recursos, pero tienen claro que deberán hacer lo suyo en materia de ahorros y recaudación. 

Están conscientes también de que, como ocurrió en los últimos tres años, verán pasar sobre sus cabezas miles de millones de pesos destinados a los programas del bienestar, pero muy poco o nada para obras de infraestructura urbana o seguridad pública. Esto no es un invento. Los alcaldes salientes lo vivieron en carne propia, aunque no podían ‘patear el pesebre’ porque sus candidaturas y cargos se los deben al partido que los postuló, a quien los ‘palomeó’ y a quien exige suscribir a pie juntillas un proyecto de nación que se construye bajo la premisa de que primero los pobres. 

Si es correcto o no, ya la historia se encargará de mostrarlo. Por lo pronto, el electorado acudió a las urnas y votó a favor de seguir bajo los principios de la cuarta transformación, lo que significa que para la mayoría, se marcha por buen camino.

La gran diferencia es que en el ejercicio de gobierno que hoy inician alcaldes y alcaldesas, tendrán a un gobernador y a un presidente de la República con los que comparten militancias y proyectos, esperando que eso se traduzca en mayores apoyos, mejores gestiones y un relanzamiento de sus municipios en todos los órdenes.

Ese es el gran reto de los próximos tres años.

El nuevo gobernador trae muchos proyectos, muchas ideas y ha esbozado una nueva forma de ejercer el gobierno. Ojalá que así sea, por el bien de todos.

Este día comienzan los nuevos alcaldes y alcaldesas a escribir su propia historia.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Comentarios