Certeza en la visión de futuro.-

456
0
Capturadepantalla2024-05-17alas014537
PREPASON2024BANNERS_714x90
Capturadepantalla2024-04-26alas192343
PrevencionEmbarazo
Lactanciapornostros4
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow
Bernardo Elenes

Certeza en la visión de futuro.- El alcalde de Cajeme, Javier Lamarque, le está devolviendo el rostro agradable y funcional a Ciudad Obregón.- Recientemente, el gobernador Alfonso Durazo acompañó al alcalde en la entrega de 14 de las 27 vialidades citadinas, cuyos trabajos se iniciaron en diciembre de 2022.

Bernardo Elenes Habas

Durante la temporada de lluvias en la región, el año anterior, Ciudad Obregón sufrió el mayor de sus contratiempos con vialidades destrozadas por baches, grandes tramos de pavimento inservible y drenajes colapsados.

Esa situación generó fuerte irritación entre la ciudadanía, la que exigía a gritos se atendiera la infraestructura urbana dañada, porque no sólo generaba malestar entre automovilistas al resentir daños en sus vehículos, retrasos en su movilidad, sino que todo ello comenzaba a conjugarse en debilitamiento de actividades comerciales, empresariales, productivas, que apuntaban a un daño generalizado e impredecible en sus consecuencias, de no atenderse con mano firme y compromiso cierto ese problema inocultable.

Javier Lamarque, como alcalde de Cajeme, escuchaba el sentir de la gente y tocaba puertas en dependencias federales y estatales, para frenar el deterioro de calles y avenidas, aunado a drenajes y red de agua potable aflorando desde los hoyancos, para hacer más dramática la situación.

No se arredró ante tan grave problemática y comenzó a invertir en el rescate de vialidades recursos del Ayuntamiento, al tiempo que buscaba el apoyo de los otros niveles de gobierno, sabedor de que el gasto que reclamaba tal cruzada era grande, y que además una ciudad deteriorada, sin el funcionamiento adecuado de sus servicios no es atractiva para los inversionistas que crean empresas y generan empleos.

En esa búsqueda encaminada a atender prioritariamente las vialidades, llegó a solicitar al gobernador Alfonso Durazo, aplazara los magnos proyectos para lograr el funcionamiento de una Ciudad Universitaria y un visionario proceso modernizador del área de la Laguna del Náinari, porque se volvía elemental tener bases ciertas y funcionales en el área urbana.

Después de meses difíciles (los últimos de 2022), se vuelve latente una recuperación del antiguo rostro agradable de la ciudad, y no precisamente a base de maquillaje, sino con trabajo profundo de recarpeteo donde es necesario, y labor de bacheo con mejores técnicas y materiales. Incluso, el Alcalde tuvo el buen acierto de adquirir una planta procesadora de asfalto, avizorando mayores ahorros y eficiencia en tan importantes programas de aplicación.

Recientemente (4 de febrero), el gobernador Durazo acompañó al alcalde Lamarque en la entrega de 14 de las 27 vialidades citadinas, cuyos trabajos de rehabilitación iniciaron en diciembre de 2022, programa en el que se contó con aportación de 100 millones de pesos por parte del Gobierno del Estado, cantidad replicada por el Ayuntamiento.

El rescate de las vialidades en la ciudad, es indispensable. Lo saben bien el gobernador Durazo y el alcalde Lamarque, porque se constituye en la estructura básica sobre la cual se puede construir con seguridad el Cajeme que Javier quiere para sus habitantes, donde la funcionalidad y la belleza de una ciudad magníficamente trazada se conjuguen con el progreso, mayores inversiones, más y mejores empleos, educación, salud visión de futuro compartido…

Por supuesto que se puede, Lamarque lo está demostrando.

Le saludo, lector.

Comentarios