Descubren el mayor pez óseo del mundo en el archipiélago de las Azores

452
0
300x50
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

Un equipo de biólogos descubrió en 2021 frente a las Azores (Portugal) un pez luna de casi 3 toneladas de peso, récord mundial para esta especie, pero también para los peces óseos

Un pez luna gigante apareció sin vida en las costas de Faial (Azores) y, tras una larga autopsia, ha sido identificado como el mayor pez óseo del mundo. Se trata de una especie de pez de la familia Molidae, y tiene un aspecto poco habitual, pues parece la cabeza de un pez grande sin cola. Esto se debe sobre todo a la forma atípica de su aleta caudal.

Descubriendo los secretos de esta sorprendente especie

Es un pez plano a lo ancho, ovoide visto de frente y con aletas pectorales muy pequeñas en comparación con las dorsales y anales. Su nombre de “pez luna” se debe en parte a su forma discoidal, que recuerda a nuestro satélite natural, pero también a que su piel tiene la capacidad de reflejar la luz y a que tiende a nadar cerca de la superficie, sobre todo de noche.

Este pez óseo es uno de los más grandes del mundo, con una media de 1,80 metros de longitud y hasta 3 metros o más de altura (el ejemplar más grande jamás observado medía hasta 3,20 metros de altura). Además, tiene la particularidad de crecer durante toda su vida, lo que puede dar lugar a ejemplares realmente impresionantes.

Esta especie de pez está muy extendida por todo el mundo y vive en aguas tropicales y templadas donde la temperatura del agua es siempre superior a 10 °C. En España, estos enormes peces se puede encontrar tanto en la costa atlántica como en el Mediterráneo. Pero no se asuste si se topa con uno durante una sesión de buceo: es completamente inofensivo.

Récord confirmado: el ejemplar encontrado en las Azores es el pez luna más grande del mundo

El pez luna tiene pocos depredadores, aparte de los leones marinos, las orcas y algunos tiburones grandes. El hombre tampoco es una gran amenaza para esta especie, ya que la comercialización de su carne está prohibida en la Unión Europea. Sólo algunos países como Japón y Taiwán lo consideran un manjar.

Sin embargo, algunos ejemplares pueden quedar atrapados por error en las redes o alimentarse de residuos flotantes, lo que les provoca la muerte. Así fue como un ejemplar especialmente impresionante fue descubierto sin vida frente a las Azores a finales de 2021 por un biólogo marino.

Tras una larga autopsia, los científicos que examinaron el cadáver de este pez llegaron a la conclusión de que era el pez óseo más pesado jamás estudiado. Había alcanzado un peso de 2744 kg, superando en casi 500 kg el anterior récord mundial para un pez óseo, que ostentaba otro pez luna capturado cerca de Japón en 1996. Este peso es comparable al de un rinoceronte blanco.

El descubrimiento de un espécimen tan grande es una buena noticia porque significa que el ecosistema marino aún goza de salud suficiente para albergar animales tan imponentes. Sin embargo, como la causa de su muerte está probablemente vinculada a la actividad humana, también sirve para recordarnos los esfuerzos que todavía tenemos que hacer para conservar las especies marinas, muchas de las cuales están ahora amenazadas por la humanidad.

Fuente: meteored.cl

Comentarios