La disidencia

39
0
Slider

 Alejandro de Anda

“Gracias al trabajo, la mujer ha superado la distancia que le separaba del hombre” Simone de Beauvoir.

LO CLAROLa academia migra sus conocimientos y experiencias hacia la nueva normalidad. Donde el cuidado de la salud es tema primordial.

La enfermería es el primer batallón en ese frente de guerra contra el virus que aún persiste y al que las aplicabilidades de la ciencia para dar salud y vida digna a los pacientes, es premisa.

“La enfermería en Tiempos de Covid-19” es el tema –virtual- que se comparte entre estudiosos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas y de profesores de salud de la Universidad de Miami, Florida; EE.UU.

Protocolos de limpieza, realización de pruebas Covid, admisión en hospitales son algunos de los puntos tratados en este Congreso Internacional Virtual de Enfermería 2020 y que destaca entre otras cosas, la funcionalidad del protocolo “Masimo”, donde al paciente le es vigilada su evolución de la enfermedad a través de teléfono inteligente, que determina si progresa su salud o se deteriora. Para la toma de decisión de la intervención médica.

Tecnología y avances médicos cuidando de los seres humanos.

LO OSCURO. A nadie le resulta gracioso el hacer recuento de los hechos predominantes del año 2020.

Son más las calamidades y decesos provocados por la pandemia que los progresos en cualquier tema, incluso la arena política. Como no sea el cambio en la Casa Blanca. 

Sin embargo es relevante destacar un hecho de trascendencia que colmaba los medios y que daba espacio para ser quizá, el gran titular del presente año, derivado de los grandes movimientos que se efectuaban en tal tenor.

Hablamos de la emancipación o lucha de los derechos por la igualdad femenina.

Fuimos testigos incluso, que desprendido de las manifestaciones multitudinarias que llevaban comparsas de música –el violador eres tu- que prendían a las involucradas, llegamos a ver también agresiones por parte de las enardecidas participantes contra los que cubrían las noticias.

El punto real es que avanzaron propagandísticamente, pero la pandemia fue el freno de ésta y de todas las actividades de grupos en el mundo.

Y firmemente supongo –a manera personal- que el hombre en general apoya este esfuerzo.

Que como la defensora de los derechos de la mujer Simone, o la escritora Chimamanda Ngozi aseguran, (sic) “el trabajo es lo que puede garantizarles la libertad completa”. Pero educar en feminismo, es además de rechazar los roles de género, valorar también lo que nos hace diferentes.

No puede existir un ser humano –hombre o mujer- que no sea feminista, en virtud de provenir del vientre que le formó y nutrió en su primer aliento de vida.

Hoy la política en los Estados Unidos y los derechos civiles de sus pobladores, tendrán mucho qué decir en temas como la muy certera prohibición del aborto en suelo americano, o la delicada línea que avanzaba en temas de matrimonio entre personas del mismo sexo.

Amy Coney Barrett es la nueva jueza de la Suprema Corte de Justicia de aquella nación y sus ideales conservadores darán un vuelco a la política americana. Superpoderosa mujer con superpoderes.

Pero lo relativo o la razón de llamar a cuentas esta lucha –que no debería ser competencia- estriba en lo siguiente.

Lashana Lynch es una hermosa mujer de piel de color nacida en Inglaterra y de ascendencia jamaiquina. 

Talentosa en el medio artístico, es hoy quien interpreta el papel de “Noemí”, la agente secreta 007, en lugar del tradicional James Bond.

Al respecto, la actriz señala estar lista para recibir las críticas que seguro recibirá y considera “es el primer paso para huir de la masculinidad tóxica”.

Ni los hombres podemos dar a luz ‘per naturam’ (por naturaleza), ni la novela de Ian Flemming fue concebida bajo el criterio de ‘estar abiertos a los cambios’. Con el respeto a TODAS las mujeres.

En la competencia de belleza de 2018, se especuló y se sintieron ofendidas por la participación de la española ganadora del certamen de aquel país, Angela Ponce. Nació XY. 

Reneé Richards fue una tenista norteamericana que recibió ataques a su persona por la desigualdad en la competencia contra sus congéneres, pues su nacimiento habría sido como hombre y por petición, cambió su sexo.

Ni es lo mismo ni es igual.

COLOFÓN: Antes que competir en esta absurda disidencia, la complementariedad nos garantizaría la subsistencia como especie. El coronavirus no parece tener preferidos… 

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro

Comentarios