[smartslider3 slider="3"]

Desde el pasado sábado se comenzó a aplicar la vacuna en la “perla del Mayo” y ayer lunes con una hora de retraso y sin las medidas de resguardo y de seguridad para los ancianos en la Universidad de Sonora.

Esto sin duda, provocó la molestia de los adultos mayores, sin embargo, las autoridades aseguran que debido a la premura en que se deben de aplicar las dosis y al gran número de adultos interesados, resulta imposible evitar las largas filas.

Comentarios