Trasciende

107
0
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
previous arrow
next arrow

Bien por el presidente municipal de Hermosillo, Antonio Astiazarán Gutiérrez, pero mejor para los hermosillenses, el que por su buen desempeño al frente de la comuna, ocupe el octavo lugar de entre todos los alcaldes de capitales estatales del país.  

Concatenado a dicha medición realizada por la encuestadora México Elige, de acuerdo a los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social, Hermosillo es la tercera ciudad más dinámica de México en materia de generación de empleos formales, solo detrás de Querétaro capital y León, Guanajuato, que en términos locales significa que de cada dos empleos formales que se generan en Sonora, uno se genera en el municipio capitalino.  

Esos indicadores derivan del impacto de la gestión de Astiazarán Gutiérrez y son producto de que más que discursos y anuncios, la comuna responde con hechos concretos y la verdad es que en ese sentido, “El Toño” luce incansable y su equipo de trabajo igual y lo mejor de todo, sin recurrir a efectismos mediáticos de presunta espectacularidad como se acostumbró en el reciente pasado, con la pretensión de ocultar incompetencias.  

Pero vamos por partes. En el levantamiento de México Elige entre el 1 y 6 de este mes, el munícipe de Hermosillo logró una calificación de 55.2 por ciento, para colocarse así en el top ten de los alcaldes mejor evaluados del país en lo que se refiere a capitales estatales, además de escalar desde 19 que ocupó en la evaluación de julio cuando alcanzó un índice de aprobación del 50.4 por ciento.  

Mejora calificación

El resultado de dicha medición responde a las opiniones vertidas por ciudadanos entrevistados sobre su percepción sobre toda una diversidad de temas de preocupación, en este caso correspondientes a la instancia municipal y que haya logrado el porcentaje positivo señalado, es que en la comuna hermosillense se están haciendo bien las cosas.  

Luego está la información proporcionada por el IMSS, sobre la evolución del número total de asegurados, en la subdelegación del organismo en Hermosillo, que a julio de este año es de 257 mil 144, personas registradas con empleo formal, destacando que en lo que va de este 2022, se han generado nueve mil 407 plazas de trabajo, ocupando el tercer lugar nacional en dicho rubro.  

Pues qué bueno que así sea porque a fin de cuentas los más beneficiados por gobiernos bien calificados somos los ciudadanos, además de indicar que se camina por el camino correcto hacia la principal meta que debe tener cualquier instancia de gobierno: elevar la calidad de vida de la gente.  

Por otra parte, allá en los albores de la administración estatal que encabezó Eduardo Bours Castelo, ocurrían esporádicos actos criminales de alto impacto y entrevistado al respecto, el entonces secretario de gobierno, Bulmaro Pacheco consideró que tales eventos eran aislados pero frecuentes, en una historia muy contada en la que destaca cual fue la estrategia que acotó el accionar de las bandas criminales, que incluye aquel episodio en la región de Arizpe donde no hubo lugar para los abrazos.  

Hermosillo dinámico

Pero aquello fue como un juego de niños si se comparan con hechos ya mucho más frecuentes y nada de aislados, aunque de acuerdo a la numeralia oficial haya una reducción sustantiva de los mismos, a pesar de que la tracatera sigue en diversos municipios de la entidad; siguen los ejecutados, los homicidios dolosos en plena vía pública y a la luz del día, así como el hallazgo de fosas clandestinas.  

Hay que reconocer también que también van al alza los decomisos de drogas de la más variada índole; la incautación de armas de grueso calibre y automóviles, y según expertos amigos nuestros, la intensidad de esos operativos conjuntos Estado-Federación, han replegado significativamente a las bandas criminales, obligando a demás a treguas de facto en la disputa de territorios y rutas.  

A lo mejor lo que falta en las sesiones diarias en la mesa por la paz y la seguridad en Palacio de Gobierno, es una estrategia más decidida en materia de inteligencia para complementar los decomisos de drogas, armas y vehículos, con golpes a la incalculable disponibilidad de dinero que les permite reclutar y mantenerse operativos, aspecto que representa un gran vacío en materia de resultados.  

En el caso de las estrategias transversales que incorporan a la sociedad en su conjunto en actividades y convivencias comunitarias, sabemos que se requiere tiempo para que permeen como elemento inhibidor importante de conductas delictivas y en todo caso, el coordinador estatal del Centro de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la Secretaría de Seguridad Pública, Francisco Javier Zavala Segura, debería profundizar en los objetivos y ampliar el activismo para atraer el interés de padres de familia y sectores juveniles de colonias conflictivas.  

Eduardo Bours Castelo

Dicha estrategia que va mucho más allá de la prevención del delito en el sentido estricto de la palabra, porque implica aspectos y cuestiones formativas, tiene poco tiempo de estarse trabajando, que como referente, solo tenemos uno, aquel desplegado por el entonces alcalde de Hermosillo, Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, aquel que incluso por poco le cuesta su militancia en MORENA al ahora influyente diputado Jacobo Mendoza, solo porque se atrevió a apoyar dicho esfuerzo.  

Zavala Segura, su jefa la secretaria María Dolores del Río y el mismo gobernador Alfonso Durazo Montaño, no deben dejar que esa estrategia se convierta en solo material para la foto o peor el caso, que venga a ser como esos aún esperados resultados de la dispersión millonaria de recursos federales entre jóvenes, disque para evitar sean seducidos por el dinero mal habido, lo cual obviamente ha fallado de forma miserable.  

A propósito de fallas, obviamente la Guardia Nacional no respondió a las expectativas que derivaron de la ocurrencia de crearla, como una fuerza de carácter civil que reforzara tareas de seguridad pública, aunque de inicio y de facto, sin necesidad de decretazos presidenciales, se convirtió en una ala más de las fuerzas armadas bajo el tutelaje de la Secretaría de la Defensa Nacional y la Marina.  

Al estilo del presidente Andrés Manuel López Obrador con todo y “y no me vengan con que la ley es la ley”, ya anunció que contrario al espíritu constitucional de la ley que creó a la Guardia Nacional, mediante un decretazo pasará a ser parte de la SEDENA y háganle como quieran, en el marco de una escalada autoritaria que incluye declaratorias de seguridad nacional para ejecutar obras, ocultar gastos y corruptelas y en términos generales, salirse con la suya pisoteando la ley.  

La simbiosis de la Guardia Nacional con el ejército, resume la mayor mentira con que López Obrador construyó la confianza y la simpatía popular que a fin de cuentas lo llevaron a ganar la presidencia con la bandera de sacar a las fuerzas armadas de las calles y fortalecer la autoridad civil para combatir a la delincuencia y pacificar al país.  

Francisco Javier Zavala

Al contrario, porque el país está más violento que nunca y las fuerzas armadas, por el criterio castrense de su administración, el ejército se ha convertido en el cajón del sastre para confeccionarles trajes a la medida en cualquier tarea nunca concebida para los militares, para ahora ser los encargados de operar puertos y aduanas, constructores de aeropistas y trenes, entre otras.  

Esa evidente militarización de la vida nacional; ese excesivo poder cedido a la milicia no estaba en el radar ciudadano en la elección del 2018 y representa la mayor mentira histórica perpetrada por un presidente de este país y lo peor, que ahora salga con que la “militarización” de la Guardia Nacional obedece a la necesidad de evitar que sea invadida por la corrupción.  

Y es que esa es otra gran mentira de López Obrador, porque contrario a sus catilinarias sobre el combate y erradicación de actos deshonestos, que a su equipo lo prefiere leales aunque no sirvan para nada, lo cierto es que la situación sigue igual o peor que antes y ahora hasta en su familia y sus cercanos se manifiesta con toda crudeza.  

Mejor la vamos a dejar de ese tamaño, porque sigue la mata dando por rumbos del PRI Sonora, con un Onésimo Aguilera más silvestre y rústico que nunca y a quien al escucharlo en entrevistas, sólo da lástima por su nula capacidad para conceptualizar sus dichos y repetir como sonso sus muletillas que están más cercas de un callejón oscuro que una plazuela.  

Bien, para contrastar

Fíjense que no habíamos comentado sobre nuestra experiencia cuando el destituido dirigente espurio del PRI, acudió a la mesa CORSAS, episodio que desde nuestro punto de vista resultó el más patético que se pueda uno imaginar, con respuestas iguales a toda una variedad de preguntas, lo cual nos obligó a excusarnos y mejor no preguntarle nada y finalmente decidir que teníamos mejores cosas que hacer.  

“Un PRI para todos y no de unos pocos… un PRI de puertas abiertas… trabajo sobre la tierra”, entre otras reiteraciones nos cansó escuchar y saben qué, lo sigue haciendo a la menor provocación dando muestras de la pobreza de su vocabulario y sus limitaciones intelectuales y que dejó ver de nuevo en una entrevista de la profesional de la comunicación, Rosa Lilia Torres, tanto a él como a Zaira Fernández, quien bajita la mano lo puso de vuelta y media.  

Excelente la entrevista, porque además nos permitió contrastar lo que en nuestro caso ya habíamos percibido.   

Comentarios
Artículo anteriorSe hace viral Joven que organiza “open house” pidiendo a los invitados muebles y dinero
Artículo siguienteHermosillo, la tercer ciudad con mayor generación de empleos formales en 2022