Poema de domingo.-

393
0
PrevencionEmbarazo
Lactanciapornostros4
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow
Bernardo Elenes

Poema de domingo.- Y aprendimos las reglas de la preceptiva literaria, no solamente en el viejo texto secundariano de Carlos González Peña, sino en el improvisado taller lírico y bohemio de Bartolomé Delgado de León, el periodista y poeta cajemense al que muchas veces me he referido, y a quien mi generación de juglares debemos tanto…

Supimos cómo construir un soneto, un romance, una décima. Le dimos alas y dimensión a los madrigales, la elegía, las baladas; manejábamos la rima, pero también el verso libre, sin ataduras silábicas, leyendo los poemarios de Neruda, declamando en voz alta, improvisando poemas en un juego alegre que incendiaba las noches… Desde ahí salimos al mundo a sembrar versos…

Creo, pues, que la poesía no ha cantado en vano… 

Bernardo Elenes Habas

Traigo sol en las manos,

lluvia en mis ojos tristes;

ríos que se desbordan

en la selva de asfalto;

y silencio, silencio

de crepúsculos grises,

de tardes fracturadas,

de lastimados cantos…

Así me trajo el viento

desde valles lejanos,

tatuó en mi voz de humo

una oración eterna,

desgranó sus espigas

con la emoción de un salmo,

y hubo paz en mi sangre…

se volvió mi alma buena.

Así me trajo el viento

con aullidos insomnes,

lavó mi piel oscura

con el agua del tiempo,

me bautizó poeta,

sencillamente hombre…

Hoy comienzo de nuevo,

reconstruyo el sendero,

una fogata cierta

ilumina mi vida,

traigo sol en las manos,

en el pecho, luceros…

—-o0o—-

Comentarios