Slider

El zoológico Wildlife Park de Lincolnshire, en Inglaterra, tuvo que retirar temporalmente a cinco loros porque insultaban a los visitantes, informaron en sus redes sociales.

El ejecutivo añadió que el zoo, con más de 1.500 loros en sus instalaciones, a veces recibe un nuevo ejemplar que usa malas palabras y los demás se acostumbraron a eso y lo encuentran muy gracioso. “Pero, por coincidencia, acogimos a cinco en una semana y como estuvieron juntos en la cuarentena, esto significó que la habitación se llenó de pájaros que maldecían”, comentó Nichols.

El director del parque afirma que los visitantes estaban realmente disfrutando de oír las groserías de los loros, pero el personal se preocupó por los niños que suelen acudir los fines de semana.

Comentarios