Slider

Nueve integrantes de una misma familia perdieron la vida este mes en la ciudad de Jixi (provincia de Heilongjiang, China) tras consumir “suantangzi”, una tradicional sopa de fideos cuyos ingredientes permanecieron un año conservados en heladera.

Siete de las víctimas, todas ellas adultas, murieron el 10 de octubre, mientras que el octavo deceso se produjo dos días más tarde, informa la agencia Xinhua. La última de las personas intoxicadas, que permaneció en una unidad de terapia intensiva, finalmente falleció este lunes, según supo Shanghai Observer.

Tres familiares menores de edad a quienes también se les había servido una porción rechazaron la comida a causa de su desagradable sabor.

Comentarios