Gobierno mentiroso

101
0
Slider

Hay de mentiras a mentiras; esas que derivan en deformaciones de largo impacto y esas otras, producto de la inmediatez; también las compulsivas y enfermizas, de quien no sabe callar, que desprecia valiosos tiempos para mantener cerrada la boca, pero que en cambio deja estela de suciedad como efecto de la diarrea verbal que padece. 

No mentir, no robar, no traicionar, son divisas por sí mismas desmentidas durante estos poco más de dos años que encabeza el presidente más incompetente de la historia de este país, quien miente como respira, está rodeado de corruptos, incluido familiares cercanos y todo se resume en que ejerce un gobierno cuya principal política pública es la traición. 

No vamos a abundar mucho sobre la compulsiva y enfermiza sarta de mentiras que desparrama en cada mañanera para salir al paso y tratar de vestir a un gobierno sin resultados y muy poco qué festejar, ya que más que nada se trata de demagogias y triquiñuelas mediáticas para tratar de engañar y distraer a los mexicanos del desastre como efecto de su incompetencia. 

En dicho ámbito queda aquello de que para el 1 de diciembre se crearían dos millones de nuevos empleos; la mascarada de la no rifa del avión presidencial; que México tendría en pocos meses un sistema de salud al estilo nórdico; “para mayo estaremos saliendo de la pandemia”, entre otras estupideces presidenciales. 

Ridícula parafernalia por llegada de vacuna

Tenemos grave conflicto para decidir cual es la mayor mentira hasta la fecha del presidente Andrés Manuel López Obrador y para no tenerlo vamos a emparejar su reiterado compromiso de regresar el ejército a sus cuarteles y su desdeñosa verborrea para minimizar la peligrosidad del Covid-19, a pesar de que ya sabía plenamente de los estragos que causaba en diversos países del mundo. 

Mintió a todos los mexicanos y no solo eso, para sostener dicha mentira demoró varios meses la aplicación de estrategias de prevención y de protección contra esa pandemia que ya ha cobrado 120 mil vidas y ha trastornado la convivencia de millones de familias mexicanas; afectando gravemente la calidad de vida de otras tantas y llevando al cierre de miles de empresas. 

La gestión del gobierno federal ante el Covid-19 es un conjunto de mentiras continuadas; es un conjunto de simulaciones circenses, de autodesmentidos y torpezas, llevando la voz cantante el mismo presidente apoyado por su “científico” de cabecera, Hugo López Gatell, con esporádicos efectismos protagonizados por Marcelo Ebrard, quien acaba de colocar la cereza del pastel a la faramalla del anunciado proceso de vacunación contra ese virus. 

Con un espectacular montaje, cientos de invitados y cara coreografía, vimos cómo un gigantesco avión arribó al aeropuerto de la Ciudad de México procedente de Bélgica y la verdad estábamos expectantes por el histórico arribo del biológico y de la expectación a la decepción, ya que de la aeronave sacaron un contenedor metálico, con remaches por todos lados y al cual no se le puede cargar con más de 80 kilos, de acuerdo a las especificaciones técnicas que se advierten en el material gráfico divulgado. 

Mucho circo para tan pocas vacunas

Unos dicen que fue ese primer lote es de tres mil dosis; otros que son cuatro mil 875, pero lo que no deja ninguna duda es que son muy pocas, quedando en duda que a ese ritmo lleguen a México las 1.4 millones que aseguró Ebrard antes del 31 de enero, cantidad que también es muy poca frente a los millones de mexicanos en edad y condiciones de riesgo. 

Y si por la víspera se saca el día, dada la torpeza gubernamental a lo largo de la pandemia, sabe en qué resulten los mecanismos de distribución de ese delicado material, para cerrar así toda una cadena de mentiras que marcan la emergencia sanitaria, con el cercano riesgo de que no se disponga de la capacidad técnica ni equipamiento para su distribución, porque no es lo mismo llevar vacunas a todo el país, que trasladar refrescos, cheve y comida chatarra, lo cual creían esos tarados. 

Otra de las falacias que marcan estos dos años de la cuarta deformación, es que contrario al compromiso que por años expuso el ahora presidente, el ejército no solo no fue sacado de las calles y excluido de tareas que corresponden a autoridades civiles, si no que la tendencia es convertirlo en ajonjolí de todos los moles, para instalar de facto un gobierno militar en México. 

Constructores de aeropuertos; administradores de servicios ferroviarios turísticos y de puertos; constructores de bancos; encargados de resguardar y distribuir vacunas; combatir al crimen organizado; dirigir el tráfico urbano y vigilar carreteras, entre otras tareas que se agregan a la salvaguarda del territorio nacional frente eventuales agresiones externas. 

Avanza militarización 

Muy peligroso que López Obrador se parapete detrás de las fuerzas armadas de este país, para que a cambio de cada vez más responsabilidades y poder, disponer de los espacios para la impunidad en su intención de imponer formas de gobierno que ya de inicio han metido a la economía en un callejón sin salida y así disponer de un aparato disuasivo frente a la creciente inconformidad social. 

Después de la ya irremediable estela de muertes y dolor causada por las mentiras en torno al Covid-19, la mentira sobre su compromiso de desmilitarizar al país, tendrá un prolongado impacto en la vida de los mexicanos, sin que sepamos en el último de los casos, si aún estemos a tiempo de evitarlo ejerciendo con responsabilidad el voto en las elecciones del año próximo. 

Es de destacar que de este compendio de mentiras, está ineficaz estrategia para paliar la crisis económica derivada por la pandemia, con ausencia absoluta de apoyos gubernamentales para mantener a flote a empresas generadoras de empleo, ya que se optó por minucias evidentemente insuficientes, así como es insuficiente la dispersión de recursos a través de programas sociales, mientras que con dicho pretexto se eliminan programas de inversión para obras de beneficio comunitario a estados y municipios. 

Por cierto, desde las diez de la mañana de este miércoles hemos estado al pendiente de la sesión del Congreso del estado de Sonora convocada para esa hora, para dar trámite al paquete económico 2021 y ya pasan de las dos de la tarde y esa juntada no inicia. 

Jesús Alonso Montes 

Somos positivos y consideramos que la demora es una buena señal toda vez que implica la existencia del diálogo entre las representaciones parlamentarias e instancias del Gobierno del Estado en busca de coincidencias y acuerdos, que permitan evitar la nefasta reconducción presupuestal y que Sonora cuente con un presupuesto en tiempo y forma para el año próximo. 

No tenemos detalles precisos de los términos con que se lleva ese prolongado diálogo y desde nuestra perspectiva el resultado de la votación es de pronóstico reservado toda vez que paralelo a los procesos de acuerdo entre diputados y representantes del Estado, liderazgos dogmáticos de MORENA insisten en construir una votación mayoritaria de rechazo, al dictamen aprobatorio emitido el sábado pasado por las comisiones de hacienda unidas. 

Vamos a seguir siendo positivos y esperar que a fin de cuentas impere la cordura y la responsabilidad entre la bancada que pastorea la diputada Ernestina Castro Valenzuela al resultar inmunes a las ocurrencias y simplismos de sus alocados asesores y que la bancada del PT ratifique la sana distancia respecto a MORENA desde donde en las últimas semanas sólo han tenido desprecios y ninguneadas que incluso los tienen a un tris de no ser parte del bloque oficialista en la próxima elección. 

Pareciera que en el PES y la representación legislativa que encabeza Jesús Alonso Montes Piña ya se curaron de espantos, faltando solo ver qué rumbo toman las definiciones de Francisco Javier Duarte, Fermín Trujillo y Luis Mario Rivera, que a nivel del Panal y el Verde, son las más recientes adquisiciones del partido oficial y su candidato a la gubernatura, Alfonso Durazo. 

En el caso de María Dolores del Río, seguramente hará buenas sus nuevas y redescubiertas lealtades, en el marco de su zigzagueante trayectoria ideológica, que ahora subyugada por el conservadurismo “progresista” de la 4T, podrá aportar algo de calidad a la bancada morenista y tal como lo hemos dicho en anteriores entregas, ejercer de forma abierta la coordinación de facto de ese grupo parlamentario. 

Unidad frente a la corrupción e incompetencia

No podemos esperar de forma indefinida las incidencias de ese trámite legislativo, que ya veremos después de lo que ocurra, ya que a penas nos queda espacio para recrear sobre la alianza “Va Por México” entre el PRI, PAN y el PRD ya formalizada, que incluye candidatos comunes a las gubernaturas de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Colima, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sonora, Sinaloa, Zacatecas y Tlaxcala, en tanto que el PAN decidió ir solo a la gubernatura de Querétaro; mientras que en Guerrero y Nuevo León, el PRI y el PRD van unidos, y por lo que toca a Chihuahua, van juntos solamente el PAN y el PRD. 

Y vamos a dejarla de este tamaño, ya que a no ser la ocurrencia de situaciones trascendentes y si Dios y el Covid-19 nos lo permiten, volveremos a estos trajines columneros hasta el lunes 4 de enero, no sin antes desear a todas y todos una feliz noche buena, mejor navidad y excelencia al despedir el 2020 y recibir el 2021. Quédense en casa para no arriesgarse al contagio y no festejen con cohetes, medidas con las que pudieran evitar dolorosos padecimientos por la falta de oxígeno o por la pérdida de algún órgano o un miembro de su cuerpo.  

Pero nos vemos obligados a hacer un breve agregado, ya que a fin de cuentas y sin mayores debates, las dos terceras partes de la legislatura estatal, fue aprobado en nos términos dictaminados por las comisiones unidas de Hacienda, el paquete fiscal estatal, que incluye ingresos y egresos para el 2021, así como los presupuestos municipales, factores de distribución y demás. 

Obviamente la discusión y el debate se llevó a cabo en privado, porque en la sesión pública sólo hubo un desolotado posicionamiento plagado de estupideces de parte del diputado expanista y ahora ferviente adorador de la 4T, el pollito Castelo, sin que generara mayores reacciones luego de los acuerdos entre el resto de los grupos parlamentarios, que dejaron en dramática minoría al de MORENA. 

Bien que se haya impuesto la responsabilidad y la solidaridad para con los sonorenses, frente a la abierta y confesa propuesta de irse por la reconducción presupuestal de parte de esos ignorantes. 

Y ahora sí, es todo. 

Comentarios