Slider

Los camarones hervidos y a la parrilla mantienen un perfil lipídico, así como un aumento en compuestos antioxidantes, los cuales podrían relacionarse con una disminución en los niveles de colesterol.

Asimismo, mejoran la salud de personas con padecimientos crónico degenerativos como la diabetes, hígado graso, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, indicó el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo.

Señaló que los camarones hervidos mantienen compuestos aromáticos con alta aceptabilidad, así como un menor riesgo de crecimiento microbiano haciéndolos atractivos en la preparación de diversos platillos y, en comparación con el camarón crudo, tienen una mayor vida de anaquel.

Comentarios