-_728X90
720x90
Capturadepantalla2023-02-13alas213814
Capturadepantalla2023-02-13alas214531
Capturadepantalla2022-09-12alas043937
Capturadepantalla2023-02-13alas215907
Capturadepantalla2023-02-13alas220711
previous arrow
next arrow

 

La certificación de las causas de muerte es uno de los procederes más antiguos que existen en la práctica médica. Una correcta certificación reviste una gran importancia, pues a partir de su análisis se derivan acciones desde regionales hasta internacionales, para a través de programas de salud, elevar la calidad de vida de la población. Eso lo registra la OMS, por lo que debe ser información fidedigna ¿cierto?

 

Las estadísticas de mortalidad inciden en la gestión y toma de decisiones, pues los indicadores elaborados a partir de ella resultan contundentes indicativos del progreso social, económico y de salud de una nación. Su calidad depende del correcto llenado del certificado médico de defunción fundamentalmente. Estudios nacionales refieren cómo en el área de las estadísticas de mortalidad existe una gran preocupación por la calidad de la información. De igual manera, la validación de los datos registrados y procesados, así como una intervención más activa de las unidades verificadoras en pos de corregir los problemas a nivel de la base tenga una mayor calidad de la información estadística de mortalidad de manera frecuente. Lo anterior mencionado viene a que en días pasados un hombre infectado con la gripe aviar H5N2, en México que fue el primer caso en humanos confirmado de esta cepa del virus, y que murió por causas multifactoriales, fue notificado por la propia OMSS  nivel mundial que la causa de la muerte fue precisamente el virus mencionado; ¿Qué implica esto después de una pandemia? Exacto, terrorismo. La OMS anunció el miércoles pasado que se detectó el primer caso de infección en humanos por la gripe aviar H5N2, en un paciente en la Ciudad de México que murió el 24 de abril. El paciente presentó los primeros síntomas el 17 de abril y fue hospitalizado el 24 del mismo mes en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias “Ismael Cosio Villegas” (INER); falleció ese mismo día debido a complicaciones de su enfermedad. La persona tenía múltiples condiciones médicas preexistentes y había estado en cama durante tres semanas por otras razones antes de que aparecieran los síntomas. Los médicos le efectuaron varias pruebas y detectaron que el paciente estaba infectado con la gripe aviar H5N2. La OMS informó el miércoles que se desconoce la fuente de la infección, pero en marzo se detectó un foco de gripe H5N2 en una granja avícola en Michoacán. Además se confirmaron otros casos en aves de corral en Texcoco y en abril en Temascalapa, municipios del Estado de México. La OMS declaró a nivel internacional que el paciente había fallecido por esta causa, el ismo miercoles. La OMS conbase a la información de las autoridades mexicanas de salud, que el paciente comenzó a sufrir síntomas agudos incluyendo fiebre, dificultad respiratoria, diarrea, náuseas y malestar el 17 de abril y que murió el 24 de ese mes. Por su parte la Secretaría de Salud precisó que la persona cuya muerte en México fue reportada como la primera causada por la gripe aviar AH5N2 en el mundo no falleció en realidad por el virus, sino por “padecimientos crónicos”.Para esto, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, cuestionó en la conferencia mañanera del jueves siguiente, un comunicado de la OMS del miércoles, en que se afirmaba que el caso fue la primera infección humana registrada y también la primera muerte. Un equipo de personas expertas del sector Salud dictaminó que la persona identificada con influenza A (H5N2) no murió a causa de este virus, sino como consecuencia de padecimientos crónicos que generaron un choque séptico, dijo la Secretaría de Salud en un comunicado. Las autoridades de salud de México precisaron que la causa de la muerte del paciente está siendo investigada, pero destacaron que el hombre de 59 años, que era diabético, presentó una falla renal y después de unas horas, una falla respiratoria. Al día siguiente la OMS se retractó.

 

Fue una muerte debida a un conjunto de factores, no atribuible al virus H5N2, declaró Christian Lindmeier, portavoz de la OMS, en una rueda de prensa en Ginebra. La persona fallecida, detalla el documento, fue un hombre de 59 años, residente en el Estado de México y que padecía una enfermedad renal crónica, diabetes tipo dos e hipertensión arterial sistémica desde hacía más de 14 años. ¿Funcionó el pronunciamiento que hizo México? ¡Claro! El manejo de información debe ser más exacto y verificado para no generar controversia sobre todo posterior a una pandemia de infección respiratoria viral. La infodemia también enferma y se propaga rápidamente, ojalá sirva de experiencia para futuros casos.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora

Comentarios