[smartslider3 slider="3"]

A 40 Grados (miércoles 21 noviembre)

Por Sebastián Moreno

 

Recolección de basura ¿casi privatizada?

No recuerdo con precisión cuáles fueron las propuestas que en su momento como candidata a la alcaldía de Hermosillo hizo la actual presidenta Célida López Cárdenas pero casi podría asegurar que ni remotamente mencionó en algún evento de campaña la posibilidad de pedir cuotas para solucionar el problema de la recolección de basura en la capital sonorense.

De hecho lo que se recuerda de ella con más certeza fue el grito enardecido aquel de “¡agárrense, ahí les vamos, les vamos a partir su madre”!.

Muchos pensaron que hacía referencia a los priistas que estaban en el poder con Maloro Acosta y Angelina Muñoz, pues eran los rivales a vencer desde una plataforma electoral que había logrado en Morena luego de que en su partido de muchos años, el PAN, no le abrieron oportunidades quizá por su muy evidente apego al padrecismo.

Célida ganó la elección con el voto de castigo de los hermosillenses a pesar que tuvieron buenas propuestas tanto del candidato del PRI Ernesto “el Pato” de Lucas y de la empresaria Mirna Rea bajo los colores del PAN.

Pero el arrastre que a nivel nacional generó Andrés Manuel López Obrador definió cientos de alcaldías, diputaciones locales y federales así como senadurías, cambiando radicalmente el mapa político de todo el país.

El resultado de la elección fue aceptado por todos, no hubo marchas ni exigencia de conteo de voto por voto, mucho menos acciones de boicoteo a los ganadores en los diferentes puestos, incluso la actitud ha sido de qué hay que dar el voto de confianza y esperar nuevas formas de Gobierno.

Gobernar es una tarea complicada porque se debe atender al ciudadano en general y no favorecer a los amigos, compañeros de partido o familiares en cualquier línea que haya.

Pero Gobernar también implica estar sujeto a críticas y cuestionamientos cuando las acciones que se ejecutan pudieran estar fuera de lo justificable.

Célida tuvo que ejecutar acciones fuertes al inicio de su gestión al recortar a un día la recolección de basura por la falta de camiones recolectores suficientes y falta de combustible, problemas que venía arrastrando desde meses antes la anterior administración.

El esfuerzo que ha hecho el ingeniero Norberto Barraza para tratar de cumplir con la recolección de basura ha sido titánico pues es imposible cumplir con dos recorridos en la semana en las diferentes rutas establecidas.

Reparar muchos de los camiones ya casi convertidos en chatarra es más costoso que adquirir unidades nuevas considerando que lo que se invierta en reparaciones servirá para disponer de esos vehículos unas cuantas semanas y luego requerirán de otro gasto similar por el desgaste de muchos años de servicio.

Gobernar implica también resolver problemas y es ahí donde vienen las complicaciones porque no siempre las soluciones que se disponen son las mejores.

Proponer una cuota voluntaria para ayudar a resolver el problema de la recolección de basura puede ser una buena salida en la que todos ganamos:

Gana el Gobierno al resolver un problema.

Gana el ciudadano al participar en la solución de un conflicto que puede tener repercusiones de salud.

Y si ganan las dos partes pues la lógica dice que habría que darle curso a esa propuesta.

Peeeero, el riesgo qué hay es que si Célida ve que así se arregla un problema, pues al rato pedirá aportaciones voluntarias para comprar patrullas, para comprar herramienta que necesita el personal de Parques y Jardines (dicen que ya no pondrán al Comisario de Seguridad Pública Luis Alberto Campa Lastra a limpiar maleza en bulevares).

Y esas aportaciones voluntarias luego pasarían a ser obligatorias mediante impuestos y de ahí en adelante, el ciudadano queda a merced de las decisiones no tan acertadas que se tomen.

Ya pasaron los primeros dos meses de este trienio y le quedan todavía 34 más, ojalá Célida López Cárdenas nos sorprenda con buenas acciones de Gobierno, con mejoras sustanciales para la ciudad, con mejores condiciones de seguridad y mucho mejor calidad en los servicios públicos, porque eso fue parte de lo que ofreció en su campaña.

Entonces, que utilice los 34 meses que restan para alcanzar esos objetivos y a cambio recibirá el apoyo de los hermosillenses, de los que votaron por Morena sin saber quién era y qué propuestas había en la candidata a la alcaldía, así como también recibirá el reconocimiento de quienes no votaron por ella y de los que ni siquiera votaron.

Con un poco de ingenio, en un descuido hasta resulta reelecta o la piden para alcaldesa de su natal Puerto Peñasco.

Ahora sí que como dicen, depende de ella.

 

Alejandra Valencia, merecido reconocimiento

La arquera hermosillense Alejandra Valencia Trujillo recibió ayer de manos de la Gobernadora Claudia Pavlovich, el premio como Deportista del Año 2018, en reconocimiento a sus logros deportivos alcanzados a nivel local, regional, nacional e internacional.

Fue una emotiva ceremonia realizada en el patio central del Palacio de Gobierno que sirvió como escenario para estimular a nuestros deportistas destacados que son un ejemplo a seguir por niños y jóvenes en estos tiempos donde urge fortalecer los valores morales y alejarlos de los riesgos que traen conductas antisociales.

Alejandra acumuló tres medallas de oro en los juegos Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, Colombia, gracias a la dedicación y esfuerzo que ha puesto en la disciplina del tiro con arco.

En la misma ceremonia se formalizó la entronización al Salón de la Fama del Deportista Sonorense “Carlos Andrés Vázquez Castro” al softbolista Eloy Zepeda, así como Luis Roberto Cárdenas en basquetbol, Karla Araiza en tae kwon do, Alejandro Burruel en basquetbol, Prisciliano Zepeda como promotor en beisbol y softbol, y al cronista deportivo Eduardo “Lalo” Gómez Torres, con lo que ya son 168 deportistas sonorenses entronizados en el Salón de la Fama que se fundó en 1980.

Por ahí anduvo el ex diputado local Humberto Robles Pompa, que si bien no fue un gran deportista en sus años mozos, anda metido de lleno en el llamado trabajo de tierra en la CNOP desde donde dice, hay mucho que hacer para ese reencuentro que le urge al PRI con los ciudadanos.

 

Menores infractores donarán piñatas

A cuatro semanas, no menos, a seis semanas de la Navidad, los jóvenes que incurren en alguna conducta antisocial y son detenidos por cometer infracciones al Bando de Policía y Buen Gobierno, participan en un programa de elaboración de piñatas que serán donadas a organizaciones altruistas.

Son acciones positivas de integración que se realizan desde la Unidad Municipal de Prevención y Atención a Menores Infractores que coordina Martha Yunue Flores, en la dirección de Seguridad Pública Municipal.

En el taller participan jóvenes detenidos por deambular bajo los efectos de alguna droga, por escandalizar en la vía pública o alterar el orden.

Y en lugar de pasar horas de arresto, se involucran en esta actividad que además de ayudarles a aprender a elaborar piñatas que pudieran comercializar ellos y obtener un ingreso, les sirve para integrarse a la sociedad y tener una opción diferente al vandalismo.

Son de esas buenas acciones en la administración de Célida López que vale la pena resaltar y reconocer.

Y como ya es miércoles, viene lo bueno, lo malo y lo feo:

Lo Bueno: La llegada de nuevas y fuertes inversiones a Sonora, según confirmó el Secretario de Economía Jorge Vidal Ahumada.

Lo Malo: Los señalamientos que hace en sus discursos la alcaldesa Célida López sobre presuntos actos de corrupción de la pasada administración, sin presentar la denuncia ante la autoridad correspondiente.

Lo Feo: La falta de mantenimiento en parques y bulevares, lo que genera mala imagen a la capital sonorense.

 

Contacto:

Correo electrónico: en40grados@gmail.com

Twitter: @sebastmd

www.a40grados.mx

Comentarios