No llegan las predicciones

67
0
Slider

Corren Rumores 

No llegan las predicciones 

Hilario Olea 

MUCHAS FALLAS…Algo se le descompuso al Brujo Mayor, Antonio Vázquez, porque de unos años para acá anda con la brújula algo extraviada.  Su mayor pifia fue  haber anunciado en enero del año pasado que Donald Trump se iba a reelegir. En el caso del Cruz Azul que dijo que no ganaría el campeonato pues esa es fácil, porque esta empresa contrata cada cosa. El punto es que cuando menos hasta este primer lunes del año,  no ha sacado la cabeza para dar a conocer sus pronósticos o profecías, como quieran llamarlas.  Importante porque hoy es el año electoral en donde se disputarán más cargos de elección popular de toda la historia.  Está en juego el futuro de la 4T y el truene o consolidación de la oposición como un bloque electoral. Hace falta saber que opina el Brujo Mayor para irnos a la segura. O sea, apostar en sentido contrario. 

LE ATINO SIN SER BRUJO…En cuanto a Trump, el que le atinó no es precisamente un brujo, pero si un mago en los análisis políticos.  Se trata del  maestro en historia de la American University, Allan Lichtman, quien ha predichó elecciones presidenciales desde 1984 y ahora no fue la excepción. Incluso, predijo que Trump ganaría en su primera elección, pero perdería la reelección.  No tiene una bola mágica, sino un montón de datos que revisa en su computadora con algoritmos en trece categorías con las que revisa el panorama general donde está ubicado el candidato en cuestión. Revisa temas de escándalos, malestar social, la economía y los cambios de políticas.  Si está reprobado en seis categorías lo más probable es que truene en las urnas.  Anticipó que el malestar social por el covid y el colapso económico provocó el derrumbe de más categorías y por eso consideró que el ganador sería Joe Biden. 

UNA PROFECÍA INTERESANTE… Pero dentro de esto hay una predicción o profecía interesante.  Hay quienes sostienen la teoría de que Donald Trump no terminará su período presidencial porque si no logra en sus últimos intentos sacar votos ocultos para revertir la elección, dicen que planea renunciar y exponen dos motivos: Uno, que no quiere estar en el pódium cuando le entregue el poder a Biden. No quiere darle ese gusto y menos ver su sonrisa de triunfo.  En segundo, que tiene más sentido, es dejar en el cargo a su vicepresidente para que luego lo indulte por los posibles delitos de que será acusado, comenzando por los fiscales y los de inmiscuirse en temas electorales.  Eso fue lo que hizo Nixon con Gerald Ford, quien una vez presidente lo indultó por lo del Watergate. No suena muy descabellado y menos si viene de alguien tan audaz y temerario como Trumpo.  Veremos que pinta en la semana, porque el 20 tiene que entregar el poder y quedará poco para firmar un decreto de indulto. 

LOS BRUJOS LOCALES… A nivel local nuestros estimados brujos electorales se basan en las encuestas  y muchas veces por ahí se van.  En estos casos primero hay que ver las tendencias de dos maneras: Una, de que lado está la casa encuestadora que puede influir en sus numeritos. La segunda, como se van comportando los resultados durante los tres o cuatro primeros meses.  Recordar que por lo general los candidatos oficiales son más conocidos y en las primeras encuestas que por lo general son de popularidad  salen adelante. Pero conforme pasa en el tiempo la gente comienza a ser más selectiva en sus opiniones porque se acerca el momento de votar. No olvidar que en las elecciones del 2015, Javier Gándara aseguró hasta el último momento que tenía 8 puntos de ventaja, aunque en  las tendencias iba a la baja.  Ahorita están como el dólar, no se sabe cómo amanecerán, pero conforme pasen las semanas irán agarrando forma, sobre todo cuando se definan los indecisos.  En tanto, solo queda aceptar lo que diga la bola de cristal. 

QUE POCA MADERA… Vaya que se hizo viral y objeto de escándalo la foto de Hugo López Gatell disfrutando de unas sabrosas vacaciones en las playas de Oaxaca en compañía femenina.  Sin cubrebocas, sin sana distancia.  Y seguramente no llegó a un hostal para mochileros.  El sector médico se molestó porque mientras a ellos no les permiten descansos, los tienen en la primera línea en la trinchera contra el covid. El señor subsecretario disfruta a sus anchas, porque el pobrecito “ ha estado cumpliendo con su responsabilidad”, según dijo en su defensa su jefe Andrés Manuel López Obrador. Este fue otro gancho al hígado para personal hospitalario, porque es tanto como decir que ellos no cumplen con su misión.  Lo bueno que su jechu abonó su conducta, por su intenso trabajo.  Vaya cosa,  justo en el arranque fuerte de la llegada de vacunas y su distribución al doitor Gatell se le cansó el caballo. La gobernadora de la CDMX, Claudia Sheinbaum no se animó a defenderlo y aceptó que ningún funcionario puede irse con esta crisis y menos de vacaciones. 

OTROS DATOS… El gobierno de Tamaulipas denuncio hasta la Fiscalía de Justicia de su estado la falsificación de un supuesto documento de Protección Civil que usó la Comisión Federal de Electricidad para justificar el mega apagón de la semana pasada que dejó a diez millones de usuarios sin energía eléctrica, pero resultó que es más falso que una promesa de campaña.  Ni las firmas son auténticas ni el logotipo.  El punto es que con este documento convencieron al presidente que los culpables del apagón fueron un incendio de pastizales, los empresarios que producen electricidad en forma sustentable y hasta la reforma eléctrica.  Ahora, no les queda más que decir que tienen otros datos. 

En fin, por lo pronto mejor recuerden lo que decía el Queteco Godínez, ya se cayó el arbolito, donde cobraban la quincena. Sale. 

Comentarios